Saltar al contenido

¿Cómo limpiar guantes y bates de béisbol?

Los guantes de béisbol se limpian con una mezcla de agua y jabón, ademas de zumo de limón y vinagre para eliminar hongos. La limpieza de los bates de béisbol depende del material del mismo.

¿Cómo limpiar guantes de béisbol?

Para comenzar a limpiar un guante de béisbol hay que quitar el cordón con el que se lo ata. Si quieres facilitar esta tarea toma unas tijeras y corta el cordón, luego habrá que reemplazarlo por uno nuevo. Con la tijera hay que tener mucha precaución para no dañar el material del guante provocandole cortes o rajaduras.

Si en la superficie del guante hay manchas, restos de suciedad y hongos, estos podrán ser retirados utilizando un cepillo. Se recomienda que sea un cepillo de cerdas de nylon, preferentemente debe ser duro para que limpie mejor.

Aunque existen productos para limpiar guantes de béisbol, hay una receta casera que se puede poner en practica a base de vinagre o limón.
Solo hay que diluir un poco de zumo de limón o vinagre blanco en agua y humedecer un paño limpio. Luego frotar toda la superficie del guante, mucho más sobre las manchas, las costuras y las grietas. Esto no solo quitara la suciedad, sino que también eliminara los malos olores y el moho.

Para que el guante de béisbol se seque hay que dejarlo en un lugar donde corra el aire. Luego para que quede completa la limpieza pasale un paño seco.

¿Cómo limpiar bates de béisbol?

La limpieza del bate de béisbol depende mucho de su material. En el caso de los bates de béisbol de madera se pueden limpiar utilizando detergente no abrasivo y una esponja suave.

Hay que mezclar agua tibia con detergente liquido, humedecer la esponja del lado suave y frotar sobre la superficie del bate. Así se eliminara toda la suciedad. En caso que haya manchas más difíciles se puede utilizar el otro lado de la esponja que es más fuerte.
Para enjuagar se debe frotar el bate con un paño húmedo en agua limpia. Por ultimo hay que secarlo con una toalla y papel absorbente.

Para limpiar un bate de metal nunca hay que utilizar un producto pulidor o limpiador de metales ya que estos contienen químicos muy agresivos que pueden dañar la pintura o barniz que cubre al bate, como también decolorarlo. Las esponjas de acero tampoco son una buena opción, con ellas solo se provocaran rayas.