Saltar al contenido

¿Cómo limpiar gambas y langostinos?

Los langostinos y las gambas son crustáceos que se emplean en la cocina en recetas diferentes, todas ellas deliciosas. Antes de cocinar los langostinos y las gambas deben ser pelados y limpiados.

¿Cómo pelar y limpiar los langostinos?

Si los langostinos están enteros, el primer paso sera separar las patas del cuerpo y quitar el caparazón que cubre la carne. Hay que hacerlo con mucha delicadeza y cuidado sino se pierde carne ya que queda pegada al caparazón o piel que se retira.
En cuanto a la cola, esta puede retirarse si así se desea. Algunas personas la dejan como decoración.

Para pelar los langostinos se debe retirar la cabeza. Es sencillo, solo hay que tomar la cabeza del langostino y rotarla, así se desprende fácilmente. En caso que cueste un poco más se puede cortar con una tijera o utilizando un cuchillo.
La cabeza no debe botarse a la basura, en caso que no se use en el momento se puede congelar y luego emplearse para preparar una salsa o un caldo.

El próximo paso sera cortar las patas. Se debe hacer un corte en el dorso del langostino y estas se desprenderán solas, muy sencillo.

Ahora que ya solo queda la carne del langostino hay que retirar el intestino. Es fácil de identificar ya que es un hilo largo de color negro que recorre su cuerpo a lo largo. Hay que quitarlo porque si se lo come tiene un mal sabor, ademas una textura difícil de digerir.
Se necesita de un palillo o un cuchillo fino con el que se debe realizar un corte pequeño para tomar una punta del intestino, y luego jalar para retirarlo completo.

Después de haber pelado y limpiado los langostinos, si se desea se pueden lavar bajo el agua del grifo para eliminar cualquier suciedad o resto que haya quedado en el proceso.