Saltar al contenido

¿Cómo lavar zapatillas en lavadora?

Para lavar zapatillas en la lavadora se debe utilizar agua fría, jabón suave y una bolsa de tela. En el secado es mejor evitar el centrifugado y dejarlas secar al aire libre.

¿Se pueden lavar zapatillas en la lavadora?

Para estar seguros si las zapatillas se pueden lavar en la lavadora es necesario revisar la etiqueta que, por lo general, se encuentra en el interior. Allí el fabricante indicada si es recomendable lavar en la lavadora o por el contrario si es mejor evitar este tipo de lavado para que no sufra daños.

Ten en cuenta que algunas zapatillas no pueden lavarse en la lavadora ya que están confeccionada con materiales que pueden ser deteriorados, como la piel o el nobuck, entre otros.

Ademas, en algunos casos, se han utilizado pegamentos que no son resistente a estos lavados y por lo tanto la suela podría despegarse.

¿Cómo lavar correctamente las zapatillas en la lavadora?

Si las zapatillas son aptas para lavar en la lavadora entonces se puede continuar. Se recomienda quitar los cordones y plantillas de la zapatilla y meterlos en una bolsa de tela. Nunca se deben colocar las zapatillas directamente en la lavadora, si no se cuenta con una bolsa especial se puede confeccionar una bolsa casera con cualquier tela de alguna prenda de vestir vieja.

En caso que las zapatillas tengan mucha suciedad acumulada o manchas, lo mejor sera cepillar los tenis antes de meterlo a la lavadora. También es necesario quitar las piedras o restos de suciedad que puedan haber quedado en la suela.

El lavado debe realizarse con agua fría, en lo posible. La temperatura del agua nunca debe superar los 40ºC.

Para evitar que las zapatillas se golpeen y deformen durante el lavado es recomendable colocar otras prendas que sirvan como amortiguación. Esto también favorecerá al funcionamiento de la lavadora ya que el peso se equilibrara.

En cuanto al secado, el centrifugado no es muy aconsejable ya que podría dañar las zapatillas, lo mejor es dejarlas secar al aire libre.