Saltar al contenido

¿Cómo lavar y secar ropa de lana?

Lo ideal es que la ropa de lana sea lavada a mano, aunque también se la puede lavar en la lavadora con un programa para prendas delicadas. En cuanto al secado, lo mejor es secar las prendas absorbiendo la humedad con una toalla y al aire libre para evitar que el centrifugado las dañe.

¿Cómo lavar la ropa de lana a mano?

Las prendas de lana son muy delicadas por eso lo más recomendable es lavarlas a mano para poder brindarles todos los cuidados que necesita y evitar que se dañen.

Para lavar la ropa de lana siempre se debe utilizar agua fría. Si estas prendas se lavan con agua caliente se encogerán y perderán el color.
Se debe llenar un recipiente con agua fría, es decir a temperatura ambiente, con jabón o detergente suave y sumergir allí la prenda. Nunca hay que poner la prenda de lana bajo el chorro de agua del grifo ya que esto afecta al brillo de las fibras. Es recomendable usar jabón liquido, y si se usa jabón en polvo hay que disolverlo en el agua antes de sumergir la prenda.

Al lavar la ropa de lana nunca hay que resfregarla o tallarla, solo masajear y apretar la prenda con suavidad.
En el ultimo enjuague es recomendable añadir unas gotas de vinagre blanco para mantener los colores. Para terminar elimina todo el exceso de agua en lo que sea posible pero sin torcer.

¿Se puede lavar la ropa de lana en lavadora?

La ropa de lana también puede lavarse en la lavadora pero es necesario escoger el programa de lavado correcto para evitar que el agua caliente y el centrifugado terminen por dañar la prenda.

Un consejo a tener en cuenta es que la ropa de lana debe lavarse sola, es decir no hay que meterla en la lavadora con prendas de otro tipo de tejido.  Ten en cuenta que, por lo general, lana no destiñe así que puedes meter prendas de lana de diferentes colores en un mismo lavado sin problemas.

Se debe configurar un programa de lavado para prendas delicadas y usar un jabón liquido suave y suavizante. Asegurate que la temperatura del agua no supere los 30ºC y retira las prendas antes del centrifugado.

¿Cómo secar la ropa de lana?

El secado de la ropa de lana también deber muy cuidadoso. Lo mejor es usar una toalla para absorber el agua y luego estirar sobre una superficie plana, como una mesa por ejemplo, y dejar secar allí.

El centrifugado no es recomendable pero si se lo usa debe ser con mucho cuidado. Lo ideal es que sea un secado corto ya que lo que afecta es el tiempo.