Saltar al contenido

¿Cómo lavar la ropa del bebé?

La ropa del bebe necesita de cuidados especiales, mucho más durante los primeros meses de vida del pequeño ya que todavía es muy delicado y débil.

¿Por qué es importante lavar cuidadosamente la ropa del bebé?

Lavar con cuidado la ropa del bebe es sumamente importante ya que los primeros meses después del nacimiento todavía son muy vulnerables.
El sistema inmunológico de los bebes recién nacido todavía es débil. Esta es las defensas que tiene el organismo contra cualquier virus, contagio y enfermedad.

Ademas, cuando los bebes nacen no tienen su piel totalmente desarrollada por lo que es muy delicada. Todavía no produce la cantidad de grasa necesaria para formar una barrera protectora. Es normal que la piel del bebe sea seca y puede sufrir irritaciones y alergias con facilidad.

Por estas dos razones es que es muy necesario cuidar la forma en la que se lava la ropa del bebé ya que están prendas están en contacto con su cuerpo y debemos evitar que se conviertan en un riesgo.

¿Se debe lavar la ropa nueva del bebe?

Los médicos recomiendan lavar toda la ropa del bebe antes que el niño la use por primera vez. Esto incluye también a las mantitas y sabanas, es decir, todo tipo de textil que vaya a estar en contacto con la piel del bebé.

La razón por la cual se debe lavar la ropa nueva del bebé es porque durante la confección de esta prenda, como también en el transporte y la venta, generalmente se acumulan microorganismos y gérmenes. Con un buen lavado se puede evitar que el bebé quede expuesto a ellos.

Por la misma razón es que también se recomienda lavar la ropa del bebé aparte de la ropa de otras personas, aun si fueran otros bebés.

¿Cómo lavar adecuadamente la ropa del bebé?

Es aconsejable lavar la ropa del bebé a mano ya que así se evita juntarlas con otras prendas o que se exponga a microorganismos que queden en el lavarropa. Si va a lavar la ropa del bebé es un lavarropa se la puede colocar dentro de una bolsa de red.

El jabón elegido es sumamente importante. Debe tratarse de un jabón neutro, preferentemente un jabón blanco para que sea hipoalergénico.

No es adecuado utilizar jabón en polvo para el lavado de la ropa del bebé. Este se encuentra compuesto por partículas muy pequeñas que pueden quedar en el tejido y provocar irritaciones y dermatitis.

Ademas tampoco no se deben utilizar quitamanchas ni suavizantes porque tienen químicos muy abrasivos.

Después de lavar las prendas del bebe necesitan ser enjuagadas con abundante agua. El secado debe realizarse en un lugar aireado y con sol. Luego, cuando las prendas estén secas, deben ser planchadas para que el calor mate los gérmenes.