Saltar al contenido

¿Como hacer un mapa mental?

Los mapas mentales son una de las estrategias metacognitivas más utilizadas en la educación

¿Como hacer un mapa mental?

Sobre todo en la educación primaria para así poder ejemplificar y graficar una determinada información de una manera muchísimo más dinámica que con otro tipo de estrategias.

Más Información: ¿Cuales son las paradojas de Zenon y Arquimeles ?

Las personas se suelen confundir bastante entre un mapa conceptual y un mapa mental. La verdad es que son bastante diferentes, pero hay algo que sí es cierto.

¿Se puede convertir un mapa mental en uno conceptual o viseversa?

Y es que si un mapa conceptual está bien hecho puede ser convertido en uno mental y viceversa. En este caso existe una estructura que se debe cumplir y que no se debe dejar de lado para hacer un buen mapa mental.

Hay que tener en cuenta que para hacer un mapa mental hay que planificar bastante bien qué es lo que se está haciendo. Primero, porque está hecho con imágines que representan lo que se quiere decir y con menos texto de lo habitual. Cuando se tenga todo esto en mente, lo primero que se tiene que hacer es colocar el nombre del tema junto al texto, si así se quiere. Esto tiene que hacerse en el centro del papel que se utilizará. Cabe recalcar que la lectura de un mapa mental se hace en el sentido de las agujas del reloj. Esto quiere decir que se comienza por la derecha y se termina por la izquierda. Y así tiene que ser el orden en el cual se estructuren las ideas.

Más Información: ¿Como se denominan los diferentes tipos de derechos?

¿Como seria su extructura?

Del dibujo y texto central se deprenderán diferentes flechas o ramas. En estas ramas es que irán las palabras clave. En cada una de las ramas, lo que se recomienda es que no se incluya más de 3 palabras claves para así no saturar la lámina. Con los mapas mentales se puede jugar muchísimo con el color, cada una de las ramas puede ser de uno diferente. Existe una regla que indica que no se pueden colorear ramas con el amarillo. Esto se debe a que el cerebro no reconoce el color amarillo con la misma intensidad que con un rojo. Recordemos que los mapas mentales son utilizados como estrategias metacognitivas.