Saltar al contenido

¿Cómo hacer un libro sensorial para niños?

Estos libros son conocidos también con el nombre de “quiet book”. Se trata de un tipo de libro interactivo, pensado especialmente en los niños pequeños, con el objetivo de que puedan aprender mientras juegan y se entretienen.

¿Qué es un libro sensorial?

El diseño de los libros sensoriales, donde las texturas tienen una gran importancia, esta basado en el método Montessori. Por lo general, estos libros pueden ser utilizados por niños desde los primeros meses de vida, hasta los 5 años de edad. Por supuesto, en cada etapa se necesitaran de libros con actividades diferentes.Un libro sensorial cuenta con actividades variadas que generan sensaciones en los niños, siendo que esta confeccionado con telas, botones, cinta y otros objetos, lo que se utiliza para su aprendizaje.

¿Para qué sirve un libro sensorial?

Para los niños es muy beneficioso entretenerse con un libro sensorial y sus actividades. Estas sirven para mejorar la motricidad fina, desarrollar imaginación y creatividad, y favorecer al lenguaje, entre otras cosas.

Motricidad fina: Este libro con sus actividades les ayudara a los niños a afinar sus movimientos musculares pequeños, como por ejemplo: mover los dedos, sostener un objeto, entre otros.
Además, trabajara la coordinación entre ojos y dedos de la mano, algo de lo que no somos muy consciente en el día a día pero es de suma importancia.

Imaginación: Las actividades están diseñadas especialmente para llevar a los niños a volar con su imaginación. Con las telas y demás materiales se crearan personajes, escenarios y objetos con los que los niños podrán crear historias en su mente, algo que a su edad es muy importante porque es cuando están desarrollando su imaginación y creatividad.

Lenguaje: La visualización e interacción con los personajes y objetos de las actividades del libro ayudaran a los pequeños a mejorar su capacidad de lenguaje ya que comenzaran a relacionar la forma de personas, animales y cosas con el sonido de su nombre.

Ideas para hacer un libro sensorial

Hacer un libro sensorial para nuestros niños es una gran idea ya que es un método de educación muy efectivo, con el que también podrán entretenerse y divertirse.

¿Qué materiales se necesitan para crear un libro sensorial? Cualquier tipo de material que tenga textura y no signifique un peligro para los más peques. Los más utilizados son telas, maderas, plásticos, foamy, botones, cintas o cordones, papeles, entre otros.

El primer paso para crear un libro sensorial es tener en cuenta la edad del niño y su nivel de aprendizaje. De esta manera se podrán analizar cuales son las actividades más adecuadas para el.

Como es un libro de tela, las hojas serán de este material. Hay que cortar 12 rectángulos de tela, la medida queda a decisión de cada uno, pero todas deben ser iguales. Se debe acomodar todas las hojas una encima de otra y coser uniéndolas por uno de los bordes.
Para hacer las tapas, si lo deseas, puedes utilizar dos rectángulos de cartón, de modo que quede más resistente.

Ahora hay que continuar con las actividades del libro sensorial. Algunas ideas:

  • Crear figuras con siluetas
  • Relacionar números con cantidades de objetos
  • Zapato con cordones para atar
  • Figuras de animales de granja y bosque, cada uno con su escenario natural
  • Actividades para aprender las vocales
  • Peces y otros animales marinos y una caña de pescar con imán
  • Partes del rostro
  • Comidas
  • Lavar dientes
  • Armario con ropa y personaje para vestir

La idea principal es que cada una de estas actividades estén relacionadas con lo cotidiano y tengan elementos que sean sensibles al tacto para que cumplan su objetivo.