Saltar al contenido

¿Como fueron las guerras contra Mitridates?

¿Cómo fueron las guerras contra Mitrídates?

Mitrídates fue rey del Ponto, un reino antiguo de Asia Menor. Él es conocido por haberle disputado a Roma en una serie de guerras los territorios de Asia.

¿En que años se produjeron estas  guerras?

Mitrídates fue uno de los pocos reyes que se atrevió a desafiar a Roma entre los años 89 y 88 a. C. Conquistó varias ciudades de Asia Menor que se encontraban bajo dominio romano, eso provocó la muerte de miles de comerciantes y la sublevación de Grecia.

Más Información: ¿El aseo personal era una costumbre social en la Grecia antigua?

Roma tenía que acabar con Mitrídates, o si no, él representaría un gran problema en el futuro. Sila iba a ser quien dirigiera la campaña, pero luego de algunos problemas en Roma, Mario fue el designado para derrotar a Mitrídates, lo que le molestó a Mitrídates.

Mitrídates avanzaba agresivamente, mientras que un Sila enojado decidió ir a Grecia con su ejército. Grecia no logró resistir la embestida del ejército de Sila, únicamente Atenas resistió, aunque sería por poco tiempo.

En marzo del año 86 a. C., Sila logró entrar en Atenas y destruirla por completo. En cada calle había ríos de sangre y la ciudad ardía. El ejército de Sila no había tenido nada de compasión.

¿Cuales fueron las batallas en contra de Mitrídates?

La batalla de Queronea fue la primera en que se enfrentaron los ejércitos de Sila y Mitrídates, aunque un Sila inteligente ganó la batalla gracias a su ubicación.

Más Información: Cual es el primer periodo de la historia?

Meses después de la batalla de Queronea, Mitrídates y Sila se enfrentaron nuevamente, esta vez en una región pantanosa llamada Orcómenes. El enfrentamiento fue favorable para Mitrídates en el comienzo, pero algunas malas decisiones decidieron la batalla nuevamente a favor de Sila.

Mitrídates firmó la paz con Roma luego de perder contra Sil; sin embargo, un año después volvería a combatir en contra de Roma, perdiendo nuevamente y cayendo en el exilio.

Lo último que se supo de Mitrídates fue que viajó a Crimea. Allí se suicidó, ya que no resistió la tristeza luego de que su hijo se uniera a los romanos.