Saltar al contenido

¿Como fue la muerte de Adolf Hitler?

Hitler se suicidó el 30 de abril de 1945 ingiriendo una píldora de cianuro y, segundos después, disparándose con una pistola en la cabeza.

¿Cual es la historia de la muerte de Hitler?

La historia nos cuenta que Hitler se suicidó junto a su esposa Eva Braun. Conforme han transcurrido los años, han surgido bastantes historias de todo tipo acerca de la muerte de Hitler, ya que nunca se encontraron los restos; por ejemplo, que escapó a Argentina y se refugió allí. Sin embargo, las confesiones de los testigos que estaban con él en el bunker y otro tipo de pruebas, apuntan a que, efectivamente, Hitler se suicidó el 30 de abril de 1945.

¿Como se produjo la muerte de Hitler?

Días antes del suicido, Hitler habló con el médico que tenía en el bunker, Werner Haase. Hitler le preguntó sobre alguna forma de morir efectivamente. Él le dijo que con una dosis de cianuro y luego un balazo en la cabeza, podría morir de manera segura.

Más Información: ¿Cual es la funcion de los medios de comunicacion?

Hitler veía en abril de 1945 cómo estaba perdiendo la guerra, pues los soviéticos ya habían entrado a Berlín y era cuestión de tiempo para que lo encontraran. Además, la mayoría de sus generales se estaban rindiendo o firmando acuerdos, y eso para él era una traición.

En las primeras horas del 29 de abril, Hitler se casó con Eva Braun, quien estuvo con él durante los años más importantes de él.

¿Quien estaba con el ese dia?

El 30 de abril, Hitler se despidió de la mayoría de personas que lo acompañaban en el búnker como la familia Goebbels o su secretaria.

Más Información: ¿Quien fue Octavio Paez?

Hitler entró a la sala de mapas con Eva Braun alrededor de las 3 de la tarde, y no le colocó atención a las súplicas de Magda Goebbels de que no se suicidara. Algunos minutos después se escuchó un solo disparo y después el silencio reinó hasta que los soldados entraron a mirar luego de 15 minutos, encontrando a Hitler muerto de un disparo y a Eva Braun muerta por los efectos del cianuro.

Finalmente, el cuerpo de Hitler y Eva Braun fueron incinerados, ya que esa había sido la orden del Führer, quien no quería que su cuerpo lo encontraran los soviéticos y le sucediera lo mismo que a Mussolini, pues su cuerpo fue víctima de burlas y humillaciones en Milán.