Saltar al contenido

¿Cómo exfoliar el rostro con miel y azúcar?

La mezcla de miel y azúcar es excelente para exfoliar la piel del rostro. Este tratamiento tiene muchos beneficios como la limpieza de poros, eliminación de manchas y puntos negros, emparejar color, hidratar y suavizar.

¿Es bueno exfoliarse el rostro con miel y azúcar?

Uno de los trucos caseros más conocidos para mantener la piel del rostro saludable, fresca y joven, es exfoliarse con una mezcla de azúcar y miel. Este remedio natural tiene muchos años de antigüedad y hasta el día de hoy se lo sigue utilizando ya que es muy efectivo.

La mascarilla exfoliante con miel y azúcar tiene muchos beneficios. Al aplicarla se puede conseguir que la piel quede mucho más suave y radiante ya que se eliminan todas las células muertas que quedan acumuladas y dan un aspecto negativo.
Ademas, esta mascarilla hidrata la piel, la aclara y empareja el color, limpia los poros y elimina los puntos negros.

Hay que destacar también que la mezcla de miel y azúcar tiene propiedades anti-bacterianas y antisépticas por lo que eliminan bacterias y gérmenes que puedan causar infecciones.

¿Cómo exfoliarse el rostro con miel y azúcar?

Para crear esta mascarilla exfoliante solo se necesita de miel y azúcar, si es azúcar morena mucho mejor.
Coloca los dos ingredientes en un bol y mezcla hasta crear una pasta de consistencia medianamente espesa.

Antes de aplicar la mascarilla es necesario limpiar correctamente la piel del rostro. Nunca hay que utilizar un producto abrasivo, solo un jabón neutro es suficiente. Seca la piel con una toalla limpia, sin frotar, dando suaves golpecitos.

Aplica la mascarilla sobre todo el rostro y el cuello dando masajes suaves. Deja actuar por un tiempo aproximado de 15 – 20 minutos. Pasado este tiempo, retira toda la mascarilla usando agua tibia o fría. Al terminar, aplica una crema hidratante.

Este procedimiento puede aplicarse una vez por semana, no más para que su resultado sea negativo.