Saltar al contenido

¿Cómo evitar quemaduras los pies en la playa?

Para evitar las quemaduras de los pies en la playa hay que aplicar protector solar en los pies, usar un calzado cerrado y con suela resistente para evitar pisar la arena con los pies descalzos ya que esta puede llegar a tener una temperatura de hasta 60ºC.

¿La arena de la playa puede provocar quemaduras en los pies?

La arena esta compuesta en gran parte de cuarzo de piedra, calcita, yeso, balsato y feldepasto. Estas microparticulas reciben el calor del sol y lo retienen, pudiendo llegar a aumentar su temperatura hasta 60ºC.
La arena de color claro es la que menos temperatura levanta, mientras que la arena más gruesa y oscura retiene mejor el calor y entonces calienta más.
De cualquier manera, ambos tipos de arena, pueden llegar provocar quemaduras en los pies descalzos.

Por lo general, las quemaduras en los pies provocadas por la arena de la playa no superan el primer grado. Son quemaduras que afectan a la primer capa de la piel, son superficiales. Esto no quiere decir que no sean dolorosas, pero las molestias desparecen en algunas horas.

Quienes pasan mucho tiempo descalzo en la arena caliente si pueden llegar a sufrir quemaduras de hasta tercer grado.

¿Cómo prevenir quemaduras de los pies en la playa?

Hay que tener en cuenta que no se debe esperar a sufrir la sensación de quemazón en los pies para protegerlos porque, aunque quizás no se sienta la quemadura el calor ya esta afectando negativamente a la piel de los pies.

Es muy común que la gente camine descalzos en la playa durante el verano, no cuidan usar los calzados apropiados y se exponen al sol y calor por tiempos prolongados.
La planta del pie esta cubierto por una capa de piel más gruesa que la del resto del cuerpo por lo que no se sienten las quemaduras, lo que no quiere decir que el calor no este quemando, esto aumenta el riesgo de sufrir quemaduras más graves por no atender la situación a tiempo.

Los pies también deben cuidarse con un protector solar, al igual que el resto del cuerpo ya que el sol los afecta de igual manera.

Para evitar quemaduras también se recomienda usar un calzado adecuado. Lo más común es usar chanclas o sandalias, pero le mejor opción es llevar un calzado cerrado y fresco que tenga suela de caucho, neopreno o resina ya que actuá como una barrera entre el sol, calor de la arena y la piel.

Si tienes que caminar puedes ir mojando la arena y tus pies a medida que vas dando pasos. Esto reducirá el calor y evitara las quemaduras. Así que llevar una botella o cubo de agua también es una buena opción.