Saltar al contenido

¿Cómo evitar perder la paciencia?

Bien se dice que la paciencia es uno de los tesoros más preciados, y es que conservarla cuesta mucho, mientras que para perderla solo basta unos pocos segundos, así que, si has decidido hacer las paces con tu paciencia y evitar que desaparezca con frecuencia, te invitamos a cumplir con ciertos tips como por ejemplo, respirar y contar hasta 10, concentrarte en lo que puedes cambiar, pedir ayuda, entre otros.

Tips para no perder la paciencia

Definitivamente, no sabemos en qué momento alguna situación de nuestras vidas nos lleve al límite de perder la paciencia, esto podría ocurrir muchas veces dependiendo de nuestro entorno, si es tu caso, toma nota de los siguientes consejos y ponlos en práctica cuando sientas que la paciencia está a punto de escapar de tus manos.

Toma una pausa y respira

Muchas veces el cansancio, las decisiones o las acciones de otras personas nos llevan al extremo de perder la paciencia y explotar, este desborde de emociones puede involucrarnos en problemas, pues muchas veces decimos cosas sin pensar.

Ante una situación de este tipo, lo primero que debes hacer es tomar una pequeña pausa.

Cómo evitar perder la paciencia
Toma una pausa y realiza respiraciones profundas

La respiración juega un papel muy importante en las emociones, por lo tanto, si la controlas, estarás más lejos de perder tu paciencia.

Lo recomendable es tomar respiraciones profundas durante un lapso de diez segundos aproximadamente.

Cambia de actividad

Este tips es muy útil y no requiere de gran movimiento físico si no dispones de tiempo y espacio.

Por ejemplo, si estás en el trabajo y estás a punto de perder la paciencia por alguna asignación que no resulta como deseas, puedes dejarla a un lado por un par de minutos, dedicarte a otra labor sin pensar en lo que has dejado y luego volver a retomar tu actividad principal.

Más Información: ¿Que es la paciencia?

Este esquema te ayudará a despejar tu mente con actividades nuevas y conseguir el regreso triunfal de tu paciencia.

Ahora bien, si la situación ocurre en casa, será mucho más sencillo cambiar de actividad, en este caso, puedes darte una ducha, escuchar un poco de música, cocinar algo o salir a trotar un poco.

Escoge tus batallas

Aunque la frase parece trillada, es muy acertada, sobre todo para los casos donde la paciencia está a por salir de tu camino.

Cómo evitar perder la paciencia
Enfócate en las cosas que si puedes cambiar

En este caso, debes aprender a reconocer que hay cosas sobre las cuales no puedes ejercer el control y para no perder la paciencia, lo recomendable es que te concentres en aquellas cosas que si puedes cambiar y no pierdas el tiempo en las causas perdidas.

No olvides pedir ayuda

Muchas veces nuestra paciencia llega al límite al querer resolver las cosas por nuestros propios medios.

Esta idea surge por el hecho de pensar que al recibir ayuda, será subestimada nuestra capacidad para afrontar los problemas y resolver cualquier situación.

Más Información: ¿Cómo lograr que tu hijo duerma en su habitación?

No te aferres a esta idea y PIDE AYUDA.

Muchas veces llegamos al límite de la paciencia por carecer de humildad y no solicitar apoyo a otros.

En este caso, lo más importante es reconocer cuales son tus limitaciones y apoyarte en otros para dar solución a aquello que está terminando por explotar tus emociones.

No hay nada de malo en reconocer que no puedes resolver una situación, todo lo contrario, te permitirá aprender una solución desde una perspectiva diferente con la intervención de otra u otras personas.

Sigue esta serie de tips y trabaja en ellos para que puedas disfrutar de tu paciencia con más frecuencia.