Saltar al contenido

¿Cómo estar bien hidratados en verano?

Para estar bien hidratados en el verano se debe bebe al menos 8 vasos de agua diarios y consumir frutas y verduras frescas. Ademas, se debe poner atención a los síntomas de la deshidratación para actuar rápido ante esta situación.

¿Por qué es importante estar bien hidratado en verano?

Durante el verano, a causa de las temperaturas altas, el cuerpo necesita de más cantidad de agua por lo que se debe poner mucha atención en la hidratación ya que de lo contrario se pueden sufrir diferentes problemas de salud.

El organismo necesita del agua para poder llevar a cabo todas sus funciones. Si una persona sufre deshidratación, como consecuencia puede sufrir retención de líquidos, mal funcionamiento de los riñones, cabello y piel sensibles, edemas, entre otros.

¿Cuáles son los síntomas de la deshidratación?

Cuando el cuerpo pierde más liquido del que recibe entonces sufre una deshidratación La falta de agua causa que que el organismo no pueda funcionar correctamente.

El principal síntoma de la deshidratación es la sed. Cuando una persona siente sed necesita beber agua.
Ademas, al estar deshidratado es normal que sienta la boca y la lengua seca. Este es un indicador al que hay que prestarle atención.

Si la deshidratación es más grave se puede notar que la piel también se reseca, la frecuencia respiratoria comienza a aumentar, hay nauseas y vómitos, mareos y fatiga.

El dolor de cabeza es otro síntoma de la deshidratación Cuando comienza a doler la cabeza es recomendable beber 2 vasos de agua. Si esto no calma el dolor, entonces se necesitara de un analgésico.

¿Cómo hidratarse correctamente durante el verano?

El verano y sus temperaturas altas aumentan la sed y no hay que limitar el consumo de agua, se debe beber liquido cada vez que se tenga sed para así mantenerse bien hidratado.

Aunque el agua es muy necesaria también se puede obtener líquidos consumiendo verduras y frutas frescas. Estas son muy recomendadas ya que ademas de liquido también aportan minerales y vitaminas que son necesarias para el organismo.
Las verduras con más cantidad de agua son los pepinos, la lechuga y el tomate. En cuanto a las frutas, contienen una buena cantidad de agua las manzanas y el kiwi.

Las bebidas azucaradas y las gaseosas no son muy beneficiosas, en su lugar es mejor optar por zumos naturales o licuados de frutas.