Saltar al contenido

¿Como eran las ceremonias familiares romanas?

En la antigua Roma las ceremonias familiares más comunes que se celebraban eran el desposorio, la boda, la fiesta nupcial, el nacimiento y el funeral. Cada una de ellas significaban mucho para cada uno de los miembros de la familia y las vivían con intensidad, dependiendo del sentimiento.

¿Como eran las ceremonias familiares romanas más comunes?

El desposorio: era el momento en que el hombre le ofrecía a su novia un anillo de hierro, algunas veces llevaba una piedra preciosa. Lo hacían en presencia de las dos familias que se unirían. Luego de eso, la pareja debía elegir el día en que se casarían.

Más Información: ¿Como era la danza del Barroco?

Es necesario recordar que, como muchas civilizaciones antiguas, los romanos eran gente demasiado supersticiosa y creyente, por lo que la pareja no podía elegir un día cualquiera.

La boda: el día de la boda, la novia debía llevar un vestido largo de color blanco. El cabello era otro elemento muy importante para ellos, así que la mujer tendría un peinado especial y sobre él, un velo rojo.

La novia pasaría de ser responsabilidad del padre a la de su nuevo esposo en un acto que hacían ante un magistrado.

¿Cuantos tipos de bodas había?

Había dos tipos de bodas, una era la que se describió anteriormente, que la celebraban los plebeyos.La otra era celebrada por los patricios, se hacía delante de un pontífice y a la cual asistían una gran cantidad de personas.

La fiesta nupcial: la frase que siempre gritaban los invitados en todas las bodas en la antigua Roma era: “Felíciter”.

Más Información: ¿Que es el principio de soberania nacional?

El nacimiento: en la antigua Roma se podían presentar dos casos, que el padre reconociera a su hijo como suyo, o que no lo reconociera.

Cuando el hijo era reconocido se le colocaba un amuleto; los hombres lo llevarían hasta que cumplieran los 17 años y las mujeres hasta su matrimonio, momentos en que el padre se lo retiraba.

Pero los romanos en algunas ocasiones eran bastante crueles, así que cuando el hijo no era reconocido, se dejaba en un lugar concurrido para que muriera de hambre.

Los funerales: cuando los patricios morían, se dejaba su cuerpo expuesto en un atrio. Luego aparecían trompetistas, que tocaban bellas melodías. Finalmente, su cuerpo se quemaba hasta que quedaran sus cenizas.