Saltar al contenido

¿Cómo enseñar a un niño a andar en bicicleta?

Para que un niño aprenda a montar en bicicleta debe contar con una bicicleta adecuada a su edad y accesorios de seguridad. Primero debe aprender a mantener el equilibrio y luego a girar, después de esto ya podrá comenzar a pedalear.

Bicicletas y seguridad

Para que un niño pueda aprender a montar bicicleta es muy importante que tenga su bicicleta propia.

Es cierto que puede tener una bici prestada, pero siempre sera mas beneficioso contar con una bicicleta personalizada para sus necesidades.
Según su edad, debe tratarse de una bicicleta cómoda. Siempre se debe priorizar la seguridad. Y, por supuesto, debe ser fácil de usar.

En el mercado se pueden encontrar muchos modelos de bicicletas infantiles, algunas muy costosas que terminan siendo incomodas y poco practicas para que los niños puedan aprender a andar en ellas.

Para una mayor seguridad, el niño también debe contar con los accesorios de seguridad de cualquier ciclista.
Lo principal es contar con un casco, esto es fundamental. Ademas también puede tener rodilleras y coderas.

Ademas, la bicicleta debe tener luces de circulación y deben mantenerla encendida siempre, aun durante el día.

¿Cómo enseñar a un niño a montar en bicicleta?

Aunque la mayoría de la gente cree que es una buena idea añadir ruedines de apoyo a la bicicleta para que los niños aprendan a andar en ella, esto no siempre es útil.
Al añadirle estas rueditas extras, la bicicleta se convierte en un triciclo. Luego, al retirarla, ahí recién comienza el proceso de aprender a montar en bicicleta.

La mejor opción es que los niños “caminen” con su bicicleta para aprender a tener equilibrio. Se debe retirar los pedales – por ahora no los deben utilizar – y bajar el sillín para asegurarse que los pies del niño toquen el sueño.
Así, los pequeños podrán caminar y montarse a la bicicleta para tener equilibrio, pudiendo apoyar los pies a los lados cuando sea necesario.

Es recomendable que los niños anden en bicicleta sobre un terreno plano. El pavimento no es el mas adecuado, ya que una caída podría producirle un golpe fuerte.

Cuando el niño aprenda a mantener el equilibrio, el paso siguiente es: aprender a girar. De la misma manera que antes, debe tomar impulso en la bicicleta empujándose con los pies y así desplazarse girando.

Ahora si, cuando tenga dominado el equilibrio y giro, se podrán colocar los pedales. Es necesario que un adulto empuje al niño montado el bicicleta para que este pueda comenzar a pedalear. Por seguridad, el adulto debe acompañarlo siempre a su lado.