Saltar al contenido

¿Cómo empacar ropa y zapatos para la mudanza?

Si estás organizando una mudanza seguro necesitaras algunos consejos para empacar la ropa y zapato de forma fácil y rápida pero también segura para evitar que se dañen o deterioren.

¿Cómo empacar la ropa para una mudanza?

Organiza y limpia tu armario

El primer paso es organizar el armario. Es normal tener guardada prendas que ya no nos quedan, no nos gustan o no usamos y al tener que prepararse para una mudanza eso se convierte en un problema. Se debe sacar toda la ropa del placard y hacer una limpieza eliminando todas las prendas que ya no vamos a usar.

Separa la ropa que utilizaras en el momento y los próximos días. Con todo el proceso de mudanza quizás no desempaques durante algunos días así que tienes que tener las prendas que vas a usar a tu alcance fácilmente.

Las prendas que ya no vayas a usar pero estén en buen estado puedes regalarlas o donarlas a quien las necesite. Por otro lado, la ropa que ya este desgastada y en mal estado puede utilizarse para limpiar o envolver otros objetos para la mudanza.

El objetivo es reducir el volumen de la ropa al mínimo para que sea más fácil empacar y organizarse en la nueva casa.

Empacar en bolsas y cajas

Para empacar la ropa para una mudanza es recomendable utilizar cajas de cartón, aunque también puedes aprovechar las maletas, bolsas y muebles que te permitirán transportarlas más fácil.

Usa cajas pequeñas

En lo posible debes usar cajas pequeñas ya que las cajas grandes pueden ser demasiado pesadas e incomodas para transportar.

Usa diferentes tipos de cajas

Aunque es más recomendable usar cajas pequeñas, la ropa de cama por ejemplo es muy amplia así que se necesitaran de cajas más grandes. Estas también pueden aprovecharse con ropa más liviana ya que todas estas prendas estarán en una sola caja y se evitara que se pierdan.

Utiliza cajas armario

En el mercado se pueden encontrar cajas tipo armario que incluyen barra para colgar. Estas son ideales para transportar abrigos, vestidos, trajes y otras prendas delicadas.

Etiqueta las cajas

Es muy importante colocarle una etiqueta a la caja que indique que es lo que hay en su interior. En el caso de la ropa se puede añadir información extra, como categoría, temporada o que integrante de la casa pertenecen.

Usa bolsas de plástico.

Algunas prendas pueden ser guardadas en bolsas de plástico grande, son más económicas y practicas que las cajas.

Este método es más recomendable para prendas que no se arrugan fácil, toallas y sabanas.

Usa bolsas al vacío.

Las bolsas al vacío son una excelente opción para guardar ropa bien doblada y ahorrar espacio.

Relacionado: ¿Qué son y cómo usar las bolsas al vacío para ropa?

Gracias a estas bolsas aspirables, las prendas no se arrugaran, quedaran protegidas y se podrán acomodar más fácilmente en cajas para optimizar el espacio.

Utiliza las maletas de viaje

Si tienes maletas de viaje puedes aprovecharlas para guardar y transportar ropa. Es más recomendable guardar allí la ropa que se usara durante los próximos días para tenerla al alcance.

Aprovecha los cajones de los muebles

Si vas a transportar muebles con cajones puedes aprovechar estos espacios de almacenamiento para guardar allí ropa, accesorios y otras prendas ligeras.

¿Cómo empacar zapatos para una mudanza?

Los zapatos deben empacarse separado de la ropa para que se pierdan, ni ensucie. Hay que clasificar los diferentes tipos de calzados, lavarlos y rellenarlos para que no se deformen, ni dañen al ser transportado.

Más Información: ¿Cómo empacar para mudarse a la universidad?

Envuelve cada par de zapatos

La mejor forma de proteger los zapatos, evitar que se pierda y que estos puedan dañar otros objetos o prendas, es envolver cada par de zapato usando un gorro de baño o remera vieja.

Otra opción es guardar cada par de zapato en una bolsa de plástico. En este caso es importante desempacar rápido para evitar que transpiren, se manchen o formen hongos.

Rellena los zapatos

Los zapatos más delicados deben ser rellenados en su interior con medias o bollos de papel. Esta es un método sencillo para evitar que se aplasten o deformen, mucho más si no se los va a guardar en una caja.

Guarda los zapatos en cajas

Siempre que sea posible, guarda los zapatos en caja. Puedes utilizar la misma caja que traían cuando los compraste o cualquier otro tipo de cajas.

Luego, para una protección mayor, hay que guardar todas las cajas de zapatos en el interior de una caja más grande.

Consejos para empacar la ropa durante la mudanza

  • Los accesorios, prendas y zapatos más pesados deben colocarse en el fondo de las cajas y por encima los artículos más livianos para evitar que se aplasten y deformen.
  • Las prendas delicadas deben ser envueltas con papel absorbente para protegerla de la humedad.
  • La ropa y zapatos siempre debe ser lavados antes de empacar para evitar que tengan mal olor.
  • Los zapatos no deben guardarse junto a la ropa para que no la ensucien.
  • Los sombreros deben ser empacados en una caja separada para que la ropa y zapatos no la aplasten.
  • Los bolsos deben protegerse con una bolsa de tela para que los roces no les provoquen daños o roturas.