Saltar al contenido

¿Cómo eliminar el musgo de las paredes?

Para eliminar el musgo de las paredes se debe aplicar una mezcla de agua y cloro, rociar con vinagre, y fregar con un cepillo o escoba.

¿Por qué aparece el musgo en las paredes?

La causa por la que aparece musgo en las paredes es el exceso de humedad. Es por eso que es normal que en la zonas donde llueve frecuentemente, las paredes y muros estén afectadas con musgo y hongos.

Las arquitectura ha incorporado al musgo como tendencia de decoración para que las viviendas adquieran un toque más rustico y natural. No es mala idea, todo lo contrario, pero se debe cuidar que el musgo no este afectando a la estructura de la pared o a las personas que habitan la casa.

Si la decoración con musgo no esta bien cuidada se obtendrá un resultado totalmente contrario, la pared lucirá descuidada y sucia.
Ademas, las enzimas de los hongos van degradando la superficie sobre la que se encuentran, en este caso se trataría de la pared y las esporas que liberan pueden tener consecuencias negativas sobre la salud de las personas provocando afecciones respiratorias como asmas y alergias o erupciones en la piel al tocarlas.

¿Cómo quitar el musgo de las paredes?

Para poder eliminar el musgo de las paredes y evitar que vuelva a aparecer es necesario identificar cual es la fuente de humedad y agua que esta provocando la producción de este hongo. Si no se corrige ese problema que es la raíz, el moho volverá a aparecer otra vez más tarde, solo es cuestión de tiempo.
Así también, al eliminar el musgo de las paredes es importante quitarlo por completo, evitando que queden rastros que den lugar a que nuevamente vuelva a crecer después.

Una de las formas más fácil de quitar el musgo es rociar las paredes con una mezcla de agua y cloro en partes iguales.
Usa un rociador para que la tarea sea más fácil. Rocía con abundante cantidad sobre el musgo de las paredes y deja actuar por 20 minutos.
Luego, con un cepillo o escoba, friega para quitar todo el musgo y limpiar los restos que puedan quedar.
Para terminar hay que enjuagar con abundante agua, preferentemente agua caliente, pero lo recomendable es hacerlo un día después para dejar que el cloro actué por algunas horas más y la limpieza sea más eficiente.

Algunas personas recomiendan continuar la limpieza de la pared con vinagre. Este no solo quitara el moho presente, sino que matara el hongo y evitara que vuelva a aparecer ya que el agua y cloro por si solos no son capaz de eliminar las esporas de los hongos ya muertos.
El vinagre debe utilizarse puro, sin diluir. Hay que rociar las paredes, dejar actuar por 10 minutos y limpiar con un cepillo.

Para mayor seguridad se recomienda usar gafas y guantes durante la preparación de las mezclas y la limpieza de las paredes. Mantén lejos a los niños y mascotas para evitar que entren en contacto con las mezclas. En caso que se trate de la limpieza de una pared de interior es importante que se mantenga una buena ventilación en el ambiente.