Saltar al contenido

¿Cómo eliminar el mal olor de la heladera?

La heladera o refrigerador siempre debe mantenerse en buenas condiciones de higiene ya que allí se almacenan alimentos. Para eliminar el mal olor de la heladera se necesita de una correcta limpieza con bicarbonato de sodio y vinagre, y algunos trucos caseros como colocar un carbón o un pedazo de pan duro.

¿Qué puede generar mal olor en el refrigerador?

El primer paso para lograr que la heladera deje de oler mal es identificar cual es la causa que esta originando este olor tan desagradable.

Por lo general, siempre se trata un alimento que se quedo olvidado en algún rincón y se descompuso.
Lo más común es que se trate de carne. En muchas ocasiones se descongela y después de algunos días empieza a emanar un feo olor.

Ademas, también puede ser un producto que se haya derramado, quizás algún aderezo o el jugo de algún alimento descongelado, entre otros. Estos líquidos quedan en el vertedero inferior del refrigerador y generan un mal aroma.

¿Cómo quitar el feo olor en la heladera?

Para poder quitar el mal olor de la heladera sera necesario vaciarla, sacando todos los alimentos almacenados allí. Al finalizar, apaga el refrigerador para poder realizar una limpieza.

La forma más fácil de limpiar la heladera es mezclando bicarbonato de sodio, vinagre y agua. Estos productos naturales tienen propiedades que serán muy efectivas para la limpieza y la desinfección.

Con esta mezcla se debe limpiar correctamente todo el interior de la heladera, cada bandeja y todos los rincones.

Es importante que al finalizar la limpieza se seque el refrigerador y se deje la puerta abierta por algunos minutos para que se ventile.

Recetas caseras para eliminar el mal olor de la heladera

  • Limón: Es sencillo, se debe colocar una taza de jugo de limón o un limón al medio con clavos de olor en el refrigerador.
  • Café: El café molido también es una buena solución Se debe colocar café molido en un recipiente y colocarlo en el interior de la heladera.
  • Pan: Busca un pan duro y colócalo entre los alimentos almacenados.
  • Carbón vegetal: Un carbón en el interior del refrigerador es una de las soluciones más practicas y rápidas para poder eliminar el mal olor.