Saltar al contenido

¿Cómo ejercitar el corazón?

El corazón es un órgano que necesita de ejercicio para funcionar correctamente y mantenerse saludable. Se recomienda hacer ejercicios aeróbicos, yoga, natación o simplemente caminar.

¿Por qué hacer ejercicio para beneficiar el corazón?

El ejercicio físico ofrece una serie interminable de beneficios para la salud. Hacer ejercicio aeróbico tiene muchos efectos positivos sobre el corazón.

Las diferentes actividades van actuando sobre el tamaño de este órgano, aumentándolo. Así también las fibras y los ventrículos se aumentan. Gracias a esto, el corazón puede enviar mucha más cantidad de oxigeno al cuerpo con menos latidos. Entonces, al estar en reposo, las pulsaciones también se reducen. Todo esto beneficia mucho al funcionamiento del corazón.

¿Qué tipo de ejercicio beneficia al corazón?

El tipo de ejercicio más recomendado para tener un corazón saludable es el ejercicio aeróbico cardiovascular.
Se trata de ejercicios de intensidad baja – media, de larga duración. Se recomienda practicar estos ejercicios entre 3 y 4 veces por semana, durante 20 minutos cada vez.

Las actividades aeróbicas más beneficiosas para el corazón son:

Natación
Nadar es uno de los mejores ejercicios para la salud. Con estos movimientos trabajan todos los músculos del cuerpo, ademas también se ejercita el sistema respiratorio y cardiovascular.

Ademas de favorecer a la salud del sistema cardiorrespiratorio, la natación también mejora la motricidad, la flexibilidad y ayuda a quemar calorias.

Yoga
El yoga es una practica oriental que brinda beneficios físicos y psicológicos. Estos ejercicios se adaptan a la capacidad física de cada persona, por lo que todas las personas pueden practicarlo. Mejora la resistencia, la flexibilidad y la fuerza.

Relacionado: ¿Cuál es la frecuencia cardiaca normal?

Practicar yoga reduce las posibilidades de sufrir un ataque cardíaco casi al 50%. Mejora la respiración, por lo que también regula el ritmo cardíaco. Ademas, mantiene equilibrada la presión arterial.

Correr
Al correr se ejercitan muchos músculos del cuerpo y se fortalece el corazón. Los riegos de sufrir aerterioclerosis reducen notablemente. Ademas, también los niveles de grasa y colesterol malo bajan.
El organismo puede oxigenarse mucho mejor gracias al buen funcionamiento del corazón y favorece a la circulación sanguínea.

Caminar
Caminar todos los días es un excelente ejercicio para tener un corazón sano. No se necesita ser un deportista profesional, simplemente caminar en un parque o reemplazar los viajes en bus o coche por una caminata.

Más Información: ¿Cuál es el colesterol bueno y malo?

Se recomienda caminar 20 -30 minutos, mucho mejor si el ejercicio se puede extender hasta 45 minutos.
Esto previene los accidentes cerebro vasculares, la hipertensión y la cardiopatía coronaria.