Saltar al contenido

¿Cómo desarrollar la tolerancia?

Según los expertos la tolerancia consiste en la capacidad de respetar y aceptar las opiniones, valores, ideas y comportamientos diferentes aunque no se compartan. Para desarrollar la tolerancia es necesario generar conciencia de la individualidad del ser humano, y reconocer que en su mayoría las personas son el resultado de las experiencias y eventos vividos. Es decir, en el respeto de las diferencias se puede mantener y defender el criterio personal sin menoscabar por ello, la opinión de los demás.

Recomendaciones para desarrollar la tolerancia

Los expertos sugieren ciertas recomendaciones que pueden contribuir con la capacidad de comprender y respetar los puntos de vistas diferentes sin caer en polémicas.

En primer lugar considera y toma en cuenta la divergencia, al aceptar la existencia de situaciones y planteamientos diversos ya que en el mundo existen diferentes puntos de vistas y en la medida que se logre asimilar dicha realidad, se podrá obtener una actitud calmada, actuando de forma consciente y logrando de forma progresiva que se disminuya la resistencia al cambio.

La tolerancia es aceptar diferentes puntos de vista

En este punto, hay algunas consideraciones que pueden resultar valiosas, como es el hecho de aprender sobre diversas culturas y costumbres. Al igual que tomar en consideración los gustos y preferencias de las personas de diferentes edades.

Así mismo, al observar e indagar la diversidad existente es importante enfocarse en las respuestas que pueden obtenerse antes de pensar sólo en las preguntas sobre dichas situaciones.

Más Información: ¿Cómo desarrollar la empatía?

De igual forma, reflexiona sobre tus sentimientos y trata de identificar dentro de ti, las causas de la intolerancia. Al conocer las causas podrás plantearte el reto de superarlas.

Trabajar la autoestima es de gran ayuda, el hecho de estar consciente del valor que tienes como persona, te permite sentir respeto hacia ti mismo, tus ideas y valores, lo cual te conducirá al respeto hacia las demás personas.

Procura entender las circunstancias por las que pudiera haber pasado tu interlocutor, y que hayan generado sus concepciones y fundamentos, la idea es tratar de entender las cosas desde la óptica de la otra persona, esta práctica ayuda a desarrollar la tolerancia.

Así mismo, pregúntale de forma amable a tu interlocutor lo que quiso expresar cuando no entiendas algún comentario que te resulte difícil de aceptar.

¿Qué hacer cuando la conversación se torna tensa?

En estos casos los expertos recomiendan que cuando hables lo hagas en primera persona, evitando hacer con respecto al interlocutor acusaciones o conjeturas, esta actitud puede ayudar a suavizar la situación.

Así mismo, ignora las diferencias, evitando aquellos temas que pudieran ser delicados o en su defecto cambia el tema de forma rápida, cuando sea prudente.

En caso de que sea difícil tanto entender la posición de tu interlocutor, como ignorar alguna situación en específico, los expertos recomiendan afrontar dicha situación a los fines de obtener una solución, lo cual puedes hacerlo de la siguiente manera:

Describe de forma precisa y con calma lo que te resulte ofensivo o intolerable. Por ejemplo: No estoy de acuerdo con el planteamiento que haces con respecto a la violencia.

Procura comprender la influencia cultural sobre las opiniones de las personas. Por ejemplo, puedes plantearlo de esta manera: ¿Qué aspectos han influido en ti, para que tengas ese punto de vista con respecto a la violencia?

Es preciso comunicarse de forma calmada y respetuosa

De igual forma, enfoca la conversación en un sentido que le permita al interlocutor comenzar a pensar en la importancia de tomar en cuenta los diversos puntos de vista.

Esto último puede contribuir a generar una posición beneficiosa para ambas partes.

Más Información: ¿La terapia de pareja tiene beneficios?

Luego con este escenario, se puede plantear un método donde se tome en consideración los diversos planteamientos con el debido respeto.