Saltar al contenido

¿Cómo desarrollar la asertividad?

La asertividad es la habilidad social, practicada desde el respeto a nosotros mismos y hacia los demás, que permite que la persona pueda expresar clara, honesta y de forma consciente sus opiniones, sentimientos, derechos, ideas y necesidades en el momento justo y a la persona indicada sin ofender ni perjudicar. Como habilidad social la asertividad es una conducta y puede aprenderse, lo cual contribuye a generar un estado de bienestar emocional facilitando a su vez la interrelación social.

Importancia de la asertividad en las relaciones sociales

El ser humano por su condición social, necesita continuamente relacionarse con las demás personas, la asertividad ayuda al descenso de la ansiedad  producida por las relaciones sociales, propiciando que estas relaciones sean satisfactorias.

Además mejora nuestra autoestima. Debido a que el autoconcepto se  fortalece  por el  dominio propio y el respeto hacia uno mismo y hacia las demás personas.

Características de una persona asertiva

Existen ciertos rasgos que identifican a las personas asertivas.

Son personas que no tienen temor al momento de expresar su opinión. Porque saben dialogar y a través del respeto pueden llegar al acuerdo.

Cómo desarrollar la asertividad
La persona asertiva es segura de sí misma y no duda en expresar su opinión

Son personas coherentes, su comunicación verbal se corresponde con su comunicación no verbal y con su proceder.

Su forma de hablar es fluida, sin muletillas y con un tono de voz adecuado.

Expresan sus sentimientos positivos y negativos a los demás, con el debido respeto saben decir que no, aceptan críticas y las emiten.

Cuando expresan sus opiniones lo hacen en primera persona.

Pasos que contribuyen a desarrollar la asertividad

Los expertos señalan que existen pasos que pueden ayudar a organizar sistemáticamente la información que se quiera transmitir al interlocutor respectivo.

Observa y comunica los hechos sin juzgar.  Lo cual implica describir objetivamente lo observado sin realizar interpretaciones o juicios personales.

Más Información: ¿Qué significa tener inteligencia emocional?

Identifica y expresa sentimientos. Los sentimientos constituyen una realidad que resulta indiscutible por ser propia de cada persona.

En la medida que logras identificar y transmitir esa realidad única (sentimientos)  se genera con el interlocutor la empatía necesaria para ser asertivo.

Expresa tus necesidades. En la medida que comprendas tus necesidades, e identifiques el comportamiento necesario para satisfacerlas podrás expresarlas claramente

Realiza peticiones concretas. Debes centrarte en lo que quieres y ser lo más específico posible. De esta manera, tus peticiones se convertirán en acciones concretas que los demás puedan llevar a cabo.

Técnicas para desarrollar la habilidad asertiva

Existen ciertas técnicas recomendadas por expertos que pueden  ayudar al desarrollo de la asertividad.

Técnicas de Reducción de ansiedad

De manera física la ansiedad se puede reducir, por la relajación y la respiración. Estas técnicas disminuyen los niveles de alerta ante determinadas situaciones, y mejora la funcionalidad de la musculatura.

Técnicas de asertividad para discusiones

La Técnica del disco rayado: se trata de repetir la misma afirmación  una y otra vez, de forma paciente y tranquila, con el mismo tono de voz y ritmo sin entrar en discusiones.

Aplazamiento asertivo: Consiste en  posponer la discusión para otro momento, cuando se tengan las respuestas requeridas o el mayor tiempo para discutir los diferentes argumentos.

Cómo desarrollar la asertividad
La asertividad permite llevar una discusión a buen término

Rendición simulada: Consiste en mostrarse de acuerdo con algunos de los argumentos del interlocutor, sin cambiar la propia postura evitando entrar en mayores discusiones.

Esto ayudará a que la persona sienta que  empatizamos   con ella, lo que va a permitir que pueda  acceder a entender lo que se le propone.  

Más Información: ¿En qué consiste la allodoxafobia: fobia a las opiniones?

Ignorar: Esta técnica se utiliza cuando el interlocutor tiene una comunicación agresiva o está alterado. En esos casos lo mejor es intentar retrasar la conversación para cuando exista una mejor predisposición para el diálogo.

Acuerdo asertivo: Consiste en admitir el error para tratar de alejarlo de la situación realmente importante. Una vez admitido se podrá avanzar con lo demás. Mejorando el ánimo de la conversación.