Saltar al contenido

¿Cómo dejar de comerse las uñas?

Comerse las uñas es una acto que puede ser evidenciado a cualquier edad tanto en hombres como mujeres, se conoce científicamente con el nombre de onicofagia y para dejar se hacerlo se recomienda utilizar distractores como una pelota antiestrés, mantener las uñas cortas, usar pintura especial o uñas acrílicas en el caso de las mujeres.

Consejos para dejar de comerse las uñas

Si eres de los que tiendes a comerte las uñas, puedes seguir estos tips que te ayudarán a dejar este hábito, recordando siempre que debes ser constante y perseverante si quieres darle un fin y mantener tus uñas en buen estado.

Utiliza algunos distractores

La ansiedad y el estrés es una de las principales causas por las cuales las personas tienden a comerse las uñas.

Si es tu caso, una buena estrategias es usar algunos objetos que te sirvan como distracción y así evitar llevarte las uñas a la boca.

Las pelotas antiestrés son una buena alternativa. Cuando sientas la necesidad de llevarte las uñas a la boca, puedes jugar con este elemento.

Cómo dejar de comerse las uñas
Usar una pelota antiestrés sirve como distracción

También es válido usar otro tipo de cosas como las ligas, por ejemplo.

El masticar chicle es una excelente alternativa, sobre todo cuando el aburrimiento o la ansiedad se hacen presentes.

Usar pintura de uñas especial

Existen pinturas comerciales que son ideale spara combatir el más hábito.

Algunos son de venta libre en farmacias y pueden ser recomendados para ser usados en niños a partir de los cuatro años de edad.

Más Información: ¿Qué son las estrías de uñas?

Este tipo de productos carecen de coloración, por lo tanto pueden ser empleados por los hombres sin inconveniente alguno.

Mantener las uñas cortas

Otra de las opciones que ha resultado factible para deshacerse del hábito de comerse las uñas, es mantenerlas cortas y limpias.

Sobre todo en niños resulta muy buena estrategia.

Si se mantienen las uñas cortas, disminuye la ansiedad por querer romper con los dientes el exceso que sobresale del dedo.

Realizar manicura periódicamente

Mantener las uñas arregladas y con una manicura permanente, puede disminuir la tentación de morderlas.

Antes de hacerlo, piensa en el tiempo y el dinero que has invertido.

Esto hará que desistas de la idea de comerte las uñas.

Cómo dejar de comerse las uñas
Colocar uñas de gel o postizas disminuye la ansiedad de morderlas

Otra buen estrategia es colocar uñas permanentes o de gel. Pudiera decirse que es una de las mejores opciones.

Las uñas de gel o postizas son muy resistentes, además, permite que tu uña natural vaya creciendo sin que puedan ser atacadas por tus dientes.

Acudir a terapia

Algunas veces el acto de comerse las uñas no está relacionado con un simple mal hábito, su origen puede estar vinculado a algún trauma.

Más Información: ¿Por qué las uñas se ponen amarillas?

Acudir a psicoterapia puede ser la resolución final que estás buscando. Nunca está demás la ayuda de un especialista que permita canalizar el caso de forma correcta.

Consecuencias de comerse las uñas

Además de ser un hábito muy mal visto, el comerse las uñas puede traer problemas gastrointestinales.

Pueden aparecer lesiones que son puerta de entrada para infecciones de origen bacteriano o fúngico.

De igual forma, causa limitaciones si se desea realizar ciertas actividades como tocar instrumentos de cuerda, por ejemplo.

Desde el punto de vista estético también es un gran limitante, pues causa deformaciones en la uña y el dedo.