Saltar al contenido

¿Cómo decorar un dormitorio compartido?

En la decoración de las habitaciones compartidas es muy importante mantener un equilibrio entre las diferentes personalidades, estilos, necesidades y preferencias de quienes lo habitaran. Ademas, es fundamental también poder respetar la privacidad de cada uno de ellos con espacios individuales y muebles de almacenamientos propios.

¿Cómo organizar un dormitorio compartido?

La organización de un dormitorio compartido debe tener en cuenta los m2 disponibles en la habitación y la cantidad de personas que la habitaran.
Comúnmente los dormitorios se comparten entre 2 ó 3 personas, no más. Y en cuanto al tamaño, suelen ser espacios medianos – grandes, pero este espacio debe aprovecharse al máximo para que cada persona pueda tener la comodidad y privacidad que necesita.

Las camas son el mueble estrella de cualquier dormitorio. En este caso, un dormitorio compartido, es una buena idea optar por camas de 1 plaza o mucho mejor un camarote ya que estos permiten ahorrar mucho espacio.
La ubicación de las camas en forma de L es una excelente idea. Acomodarlas en angulo, aprovechando una esquina de la habitación deja una zona amplia en el centro del dormitorio para realizar otras actividades o colocar otros muebles.

Otro mueble muy necesario en un dormitorio es el escritorio, en el caso de una habitación compartida seria ideal contar con más de uno de ellos. Si no hay lugar se puede colocar un escritorio portátil.

En cuanto al espacio de almacenamiento, lo mejor es que cada persona tenga su propio espacio. En la actualidad se pueden conseguir muebles multifuncionales como camas o pie de cama que tienen espacio para guardar ropa y otros accesorios.

¿Cuáles son las claves para la decoración de un dormitorio compartido?

Como siempre, la iluminación juega un papel fundamental en la decoración. En las habitaciones compartidas se recomienda colocar una lampara cerca de cada cama para que cada persona pueda contar con luz cuando la necesite. Así también debe haber luz ambiente que sea regulable y muy buena iluminación natural.

Al tratarse de un dormitorio compartido, en la decoración habrá que incorporar detalles personales. Es decir, tiene que haber espacio para que cada persona pueda dar un toque propio a la decoración. Para esto se recomienda dividir los espacios para que cada uno pueda decorarlo a su manera, siempre cuidando mantener el equilibrio y armonía en la decoración general.

Una buena idea para aumentar la privacidad de quienes comparten la habitación es colocar un mueble divisor.
Existen también mamparas o biombos que se pueden utilizar, pero una biblioteca o armario puede cumplir la misma función y a la vez aprovechar el espacio ofreciendo espacio de almacenamiento.