Saltar al contenido

¿Cómo dar un buen discurso?

Dar un buen discurso amerita cierta preparación con el fin de captar la atención del público presente, esa es la clave para que el mensaje sea captado y rememorado con el tiempo; entre los detalles más importantes es necesario cuidar la postura corporal, articular las palabras como es debido y prepararse con anticipación para practicar la proyección de la voz en base a la cantidad de público estimada. 

Tips para dar un buen discurso

Si estás próximo a presentar un discurso y deseas que tu audiencia se quede enganchada con tu presentación, es preciso que tomes nota de los siguientes consejos para que demuestres todo lo que tienes.

Conecta con la problemática

Para empezar, es necesario que identifiques el foco de la problemática del público que presenciará tu discurso.

Si te enfocas primero en el problema que tu público desea solucionar, de seguro conectarás desde el principio sin necesidad de rellenos.

Cómo dar un buen discurso
Reconoce la problemática del público presente

Lo importante es que el público aprecie que es necesario quedarse hasta el final, pues es algo que les interesa.

Dar respuesta al «por qué» y luego al «cómo», es la clave del éxito.

Plantea tu introducción sin rodeos

Muchos expertos han desestimado la idea de iniciar un discurso con los agradecimientos.

El principal motivo de enganche se centra en los minutos de introducción.

Más Información: ¿Que es el discurso?

Dar a conocer la historia central y dejar que el público se enganche es vital para atraer su atención desde el principio.

Ten cuidado con el lenguaje corporal

Un lenguaje corporal de nerviosismo puede distraer por completo la atención del público de tu discurso.

Incluso, es lo que puede quedar grabado en la memoria en vez de las palabras.

Conocer el volumen de audiencia es muy importante, o por lo menos un estimado.

Cómo dar un buen discurso
mantener una buena postura corporal transmite seguridad al público

Practicar con días de anticipación ante un público preferiblemente de caras desconocidas te ayudará a aliviar un poco el nerviosismo.

La intención es lucir fresco y cómodo en el entorno, eso dará más seguridad a tu voz y más potencia a tu discurso.

Otra buena técnica es mantener una postura erguida, es decir mantener la espalda derecha, ya sea que permanezcas sentado, tras un atril o desplazándote por un escenario.

Ten buena pronunciación

No importa cual sea tu estilo natural de expresión, lo importante es que articules muy bien las palabras para que el mensaje no sea interrumpido.

Para lograrlo, se aconseja practicar el discurso con antelación y hacer énfasis en aquellas palabras complejas, incluso, escribirlas varias veces es una buena estrategia para recordarlas.

Practicar y practicar

La practica hace al maestro, reza un dicho popular, y en este caso, es la clave.

Procura practicar en presencia de una audiencia y en un salón o espacio similar a donde darás tu discurso.

Más Información: ¿Cómo escribir un discurso?

Eso te ayudará a proyectar la voz y reconocer las muletillas que aparezcan durante el desarrollo del discurso.

También es de gran ayuda practicar las respuestas a posibles preguntas que pueda hacer la audiencia en caso de que tengan oportunidad de participación, pero nunca se sabe.

Pon en práctica estos consejos y no olvides disfrutar el momento de tu experiencia ante el público.