Saltar al contenido

¿Cómo cuidarse después de una extracción de muela?

El cuidado posterior a una extracción de muela es muy importante para que la herida pueda cicatrizar correctamente, evitando hemorragias, irritaciones e infecciones.

¿Cómo evitar el sangrado excesivo después de una extracción de muela?

Al finalizar una extracción de muela se coloca una gasa enrollada sobre la herida. Los profesionales recomiendan morder el rollito de gasa durante una hora y retirarla recién después de este tiempo. Al morder se hace presión sobre la herida y permite la formación de coagulo.

En esta primera hora es importante no hablar, no escupir, ni realizarse enjuagues. Algunas personas piensan que al enjuagarse la boca cada algunos minutos podrán detener el sangrado pero en realidad esto lo empeora. Si se quiere limpiar la sangre de la boca es mejor hacerlo con una gasa estéril.

¿Cómo limpiar la herida después de la extracción de muela?

Ya hemos dicho que durante la primera hora posterior a la extracción de muela no se debe limpiar la herida, ni enjuagar la boca.
En caso que haya mucha sangre y saliva se la debe absorber utilizando gasas estériles, tal como si fueran un paño.

Pasada las 24 horas recién se puede enjuagar la boca, excepto si el sangrado continua. Utiliza medio vaso de agua tibia con bicarbonato de sodio, este es un potente limpiador y evitara infecciones. Los enjuagues deben realizarse cada 4 horas y con una duración máxima de 1 minuto.

Después de cada comida sera necesario limpiar la herida con un pequeño trozo de algodón o gasa humedecida con agua oxigenada de 10 volúmenes Luego rápidamente enjuagar con agua tibia y bicarbonato.
Este proceso de limpieza debe llevarse a cabo al menos por una semana, hasta 10 días si fuera necesario.

Ya después de las 36 horas de la extracción ya no debería sangrar por lo que ya se puede regresar al cepillado de dientes habitual. Igualmente se recomienda continuar realizando enjuagues con agua y bicarbonato de sodio.

¿Qué otros cuidados se debe tener después de una extracción de muela?

Al llegar a casa después de una extracción de muela es muy importante guardar reposo, al menos durante 12 horas.
No es recomendable acostarse. En su lugar es mejor mantenerse sentado y por la noche colocar dos o más almohadas para mantener la cabeza en alto.

Por 24 horas no se puede fumar ya que la nicotina puede causar irritación en la herida y esto dificulta la cicatrización porque aumenta el sangrado.

En cuanto a las comidas y bebidas se debe evitar las infusiones y alimentos calientes porque esto dilata las venas y permite el sangrado. Es mejor beber mucha agua y consumir alimentos blandos fáciles de tragar.

Todos los esfuerzos y actividades físicas deben ser evitadas ya que pueden provocar inflamación y dolor, ademas de aumentar el riesgo de hemorragia.

El efecto calmante de la anestesia dura por 3 horas aproximadamente, después de ese tiempo se puede tomar profesión 600 o el medicamento que recete el profesional para aliviar dolores o molestias.

¿Qué hacer en caso de sangrado excesivo después de una extracción de muela?

El sangrado, por lo general, se produce por no haber mantenido la gasa en la herida durante una hora después de la extracción Es normal que la persona quiera enjuagarse la boca o escupir la sangre y esto evita la formación del coagulo y permite que el sangrado continué.

En este caso se recomienda limpiar la boca con gasa estéril y colocar nuevamente una gasa enrollada sobre la herida y morder haciendo presión Esto debe mantenerse por una hora, sin hablar ni enjuagarse la boca. Ademas, si hay sangrado excesivo es necesario quedarse sentado y no andar caminando.

Pasada la hora hay que cambiar la gasa y repetir el procedimiento hasta que se detenga el sangrado.