Saltar al contenido

¿Cómo cuidar los tobillos?

Para cuidar los tobillos se deben realizar ejercicios de calentamiento antes de realizar algún ejercicio físico o practicar deporte. Ademas también se recomienda subir y bajar escaleras a diario y no usar zapatos de tacones finos y altos.

¿Cómo evitar lesiones en los tobillos?

Las personas que se ejercitan, corren o practican algún tipo de deporte, deben tener mucho cuidado con los tobillos ya que es una parte del cuerpo muy propensa a lesionarse.

Afortunadamente las torceduras, esguinces y desgarros, se pueden prevenir con unos sencillos ejercicios, los que también aumentaran el rendimiento y la efectividad.

Para evitar lesiones en los tobillos se recomienda:

  • Realizar ejercicios de calentamiento. Se trata de unos movimientos simples de tobillo, suaves y progresivos. Se puede mover el tobillo en forma circular, dibujando en el aire letras o números, mover en círculos con la punta del pie apoyado , caminar con la punta y luego talón del pie.
  • Fortalecer los tobillos con ejercicios de tonificación muscular. Este tipo de ejercicios aportan estabilidad al tobillo, lo que es muy importante ya que esta articulación es la base del pie.
  • Trabajar la propiocepción. Esto da estabilidad y fortalece el tobillo. Solo hay que apoyar el pie sobre una superficie irregular para el tobillo trabaje buscando estabilizar la pisada. Progresivamente se irán estabilizando las pisadas y el equilibrio.

Otros consejos para cuidar los tobillos

Para cuidar los tobillos es muy bueno subir escaleras a diario. Quienes tienen escaleras en casa o en la oficina ¡Aprovechalas! Debes subir y bajar escaleras para que el tobillo se mueva y se relaje. Este es un excelente ejercicio para esta articulación del cuerpo, no solo lo fortalece, sino que ademas le aporta descanso.

Otro consejo a tener en cuenta para tener tobillos saludables es no utilizar zapatos con taco por largas horas, mucho menos con tacones altos y finos. Este tipo de calzado puede lucir muy bien pero no permite que el pie apoye como debería hacerlo por lo que el tobillo se sobresfuerza para mantener el equilibrio y esto tiene consecuencias negativas.