Saltar al contenido

¿Cómo cuidar las suculentas?

Las suculentas o plantas carnosas son una serie de plantas que pertenecen a la familia de las crasas (del latín suculentus, ‘jugoso’) que suelen almacenar grandes cantidades de agua en sus tallos, raíces u hojas, según el Feng Shui, emanan una dosis extra de energía, activan la abundancia, ayudan a mejorar el estado anímico, la concentración y a reducir enfermedades de quienes las tienen en sus hogares.

Consejos a tomar en cuanta para cuidar las suculentas

Hay diversa variedad de plantas suculentas, tamaños, colores, formas, texturas y eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de cuidarlas.

Las plantas suculentas han llegado para quedarse y se han convertido en las plantas favoritas de todo aquel que desee decorar el interior de su hogar o su oficina para dar un toque chic.

También resultan una gran opción a la hora de dar un presente, pero a pesar de que parecen cuidarse solas debemos tener en cuenta una serie de cuidados para que las suculentas estén siempre vivas.

Luz natural

Si la tienes en el interior de tu hogar u oficina procura que reciba luz solar proveniente de una ventana y tengan algunas horas de sombra al día.

Cómo cuidar las suculentas
Es indispensable que reciban un poco de luz solar

Recuerda tener siempre presente que debes girarla constantemente para que reciban luz solar en todas sus partes ya que puede morir si solo recibe luz en un solo lado.

Aman el verano, pero no debes exceder la exposición al sol ya que pueden deformarse o ponerse frágiles.

Poco riego

Ellas acumulan gran cantidad de agua en su interior por lo que debemos ser generosos a la hora del riego, evita encharcarlas ya que podrían dañarse.

Más Información: ¿Cuáles son las plantas que viven en el mar?

Para saber si necesita riego introduce un palillo de madera en el sustrato si sale seco procede a regarlas, pero trata siempre de regar directo sobre el sustrato porque podría acumularse agua entre sus hojas y enfermarlas.

Un truco para regarlas es sumergir la maceta dentro de un envase más grande para que ellas absorban poca agua, dejarla escurrir y colocarlas en su sitio de costumbre.

Buen drenaje

Elige macetas que tengan sistema de drenaje, así evitarás que se mantengan llenas de agua y su sustrato muy mojado produciendo que se mueran.

Limpia sus hojas

Mantén limpias sus hojas así te aseguras de que no se le peguen insectos que puedan acabar con la vida de tu suculenta.

Evita las plagas manteniendo sus hojas limpias

Usa un paño húmedo y en zonas difíciles una opción es limpiarlas con ayuda de un pincel.

Escoge un buen sustrato

Estas plantas no son muy exigentes a la hora de crecer, pero es necesario escoger un sustrato que drene fácilmente para evitar la formación de charco.

Escoge un sustrato especial de suculentas que tenga una mezcla de arena.

Más Información: ¿Es malo vaciar la yerba del mate sobre las plantas?

Un truco para usar como fertilizante, es aplicar cascaras de huevo trituradas ya que les aporta grandes cantidades de carbonato de calcio.

No las olvides

 A pesar de que sus cuidados son mínimos debemos siempre estar atentos al cuidado de nuestras plantas, ya que, si les agregamos agua en exceso, reciben mucha luz solar o no la riegas nunca, pueden morir.

Si decides tener una suculenta para decorar algún espacio de tu hogar, toma en cuenta estos tips además de investigar un poco sobre los diferentes tipos de plantas que existen y así escoger la que puedas darle los cuidados necesarios.