Saltar al contenido

¿Cómo cuidar la Flor de Pascua después de Navidad?

Aprender cómo cuidar la Flor de Pascua después de Navidad es muy sencillo y sirve para poder mantenerlas con todo su encanto por algunas temporadas más ya que, a diferencia de lo que muchos creen, sigue floreciendo más allá de la Navidad.

¿Cómo cuidar en el Flor de Pascua después de Navidad?

Las flores de pascua son todo un clásico en Navidad. Lucen hermosas decorando los rincones, en las casas y en la calle.

¿Cómo cuidar en el Flor de Pascua después de Navidad?
¿Cómo cuidar en el Flor de Pascua después de Navidad?

Los colores rojo y verde de esta flor que en un principio era una flor exótica, representan el amor y la esperanza de estas fechas. Se cree que en las casas que se decoran con flores de pascua, como también al regalarlas a alguien, estas dan buena suerte.

Es común que después de la Navidad, las flores de Pascuas se marchiten y terminen como basura o abono en la tierra. Pero si se siguen manteniendo algunos cuidados básicos, estas flores pueden durar por mucho más tiempo.

Temperatura templada

La Flor de Pascua debe mantenerse siempre en espacios con temperatura templada.

Aunque son plantas bastante resistente, no están acostumbradas al frio o calor extremo por lo que lo mejor es mantenerla en un espacio templado y donde no haya cambios de temperatura brusco, de modo que pueda mantenerse viva y fresca por más tiempo.

Riego mínimo

Como toda planta, la Flor de Pascua necesita ser regada pero siempre con una mínima cantidad de agua. Se recomienda regarla cada 3 días y siempre con poca agua solo para que se humedezca la tierra, no más.

Cuidados de la Flor de Pascua
Cuidados de la Flor de Pascua

Nunca sol directo

La Flor de Pascua debe colocarse en un espacio donde reciba luz ya que necesita de una buena iluminación, pero nunca donde le de el sol directo.

Una alternativa es darle luz artificial con algunas lamparas que no emanen calor.

Se puede trasplantar

La Flor de Pascua puede ser trasplantada cuando uno note que ya se esta “muriendo”. Esta es una posibilidad para que se recupere. Hay que sacarla de su maceta actual con mucho cuidado y colocarla en tierra nueva. También hay que cortar los brotes marchitos y 2/3 de su tallo.