Saltar al contenido

¿Cómo cuidar a los perros durante el verano?

El verano y sus altas temperaturas pueden ser muy negativas para los perros. Es fundamental que no se expongan al sol en los horarios centrales del día, que tengan agua fresca y puedan estar frescos, para evitar un golpe de calor.

¿Cómo proteger a los perros de las temperaturas altas?

Los perros también pueden verse muy afectados por las altas temperaturas del verano. Lo primero que aconsejan es protegerlos del sol en el horario del mediodía.
Los paseos y salidas deben realizarse por la mañana temprano o la tarde/noche. Desde las 12:00 a las 16:00, los perros deben estar en la sombra.

Otro detalle importante es que el agua fresca no puede faltarles. En el verano el perro debe hidratarse varias veces al día. Siempre hay que renovar el agua del bebedero para que este fresca y en lo posible tener un bebedero adicional.

Si los perros están en el jardín deben tener sombra y se les puede mojar para refrescarlos. Si ellos pasan la hora del mediodía en el interior de la casa se debe evitar que estén cerca de puertas o ventanas donde de el sol, y también que el aire acondicionado o ventilador les de directo ya que esto puede generar problemas respiratorios.
El coche no es un buen lugar donde dejar al perro en el verano. En poco tiempo se pierde el oxigeno y el calor es insoportable. Lo mejor es no llevar al perro cuando se va a ir de compra, y en caso de llevarlo que sea acompañado de otra persona que lo pueda cuidar en el auto con las ventanillas abiertas o en la puerta de la tienda.

Tampoco debes cortar el pelo del perro en verano. Es común creer que esto los refrescara, pero lo cierto es que el pelaje tiene una función protectora frente a los rayos del sol.

En cuanto a la comida, es normal que el perro tenga menos apetito en verano. Ofrécele comidas más ligeras y no te asustes si come menos, no es bueno que ingiera mucha comida en esta temporada.