Saltar al contenido

¿Cómo cuidar a los gatos en invierno?

Los gatos necesitan de cuidados en toda época del año pero mucho mas durante el invierno ya que los felinos son muy delicados al frío.

¿Por qué es importante cuidar a los gatos durante el invierno?

Ellos son muy sensibles a los cambios de temperatura brusco por eso el invierno puede afectar su salud.

Ademas, al ser animales que les gusta pasar tiempo en el exterior se encuentran expuestos a las inclemencias del clima, como humedad y lluvias, lo que aumenta el riesgo de enfermarse.

¿Cómo proteger a los gatos del frío?

Para poder proteger a tu gato de las temperaturas bajas, las lluvias y la humedad del invierno, hay que seguir algunos simples consejos:

  • Evita los cambios de temperatura brusco: Si tu gato esta en el interior de la casa y sale afuera pasara del clima cálido del hogar al frio de afuera, esto por supuesto es muy riesgoso. Hay que mantener las puertas y ventanas cerradas en casa para evitar que salga. Ademas, en el interior la calefacción debe ser leve para que, en caso de salir al exterior, no sufra el cambio de temperatura brusco.
  • Vístelo con un abrigo para gatos: Estas prendas están confeccionadas especialmente para que los gatos estén cómodos y seguros, ademas para que pueda mantener la temperatura corporal y no se exponga al frio. Son ideales para los gatos que les gusta salir al exterior, especialmente los gatos de pelo corto.
  • Ante cualquier síntoma consulta al veterinario: Mantente atento a los síntomas que indiquen un resfriado en tu gato, como estornudos, moqueos, lagrimas o apatía Nunca lo mediques por tu cuenta. Lo mejor es consultar al veterinario lo antes posible.
  • Mantén las vacunas al día: Para que el gato tenga sus defensas reforzadas debe tener todas sus vacunas al día. Nunca olvides de vacunarlo a tiempo ya que esto es lo que refuerza el sistema inmune del animal.
  • Cuida la alimentación de tu gato: Esto es necesario en todo momento, pero más en el invierno ya que necesita de más calorías para tener mas energía y así poder conservar mejor la temperatura corporal. Si el veterinario lo indica, puede tomar suplementos de vitaminas que fortalezca su sistema de defensas. Ademas debe beber mucha agua para evitar la deshidratación.
  • Creale una cama térmica: Al dormir, el cuerpo de los gatos baja su temperatura es por eso que necesitan de una cama que los mantenga calentitos.