Saltar al contenido

¿Cómo cortar las uñas de manos y pies?

Las uñas de las manos y pies se pueden cortar con un cortauñas o una tijera pequeña. Para proteger el dedo hay que dejar la uña a un largo de 3 milímetros aproximadamente. Luego, para obtener un acabado más parejo y eliminar irregularidades, se debe usar una lima.

¿Por qué es importante cortarse correctamente las uñas?

Cortar las uñas de las manos y pies de forma correcta es muy importante no solo por estética, sino mucho más por higiene.

La apariencia de las manos y pies depende, en gran parte, de las uñas. Si estas están largas y desparejas dan la apariencia de manos y pies descuidados, y hasta pueden lucir como enfermos porque las uñas pueden encarnarse y se pueden desarrollar hongos. Estos últimos problemas no solo afectan a la apariencia, sino también a la salud de los pies.

Para cortar las uñas de las manos y pies se necesita de dedicación. Es una tarea sencilla, pero se debe tener constancia.
Esto traerá muchos beneficios porque evitaran las molestias, enfermedades y dolores, ademas de lucir mucho más estéticos.

¿Cómo cortar las uñas de las manos?

Para cortar las uñas de las manos es recomendable colocarlas en remojo por aproximadamente 10 minutos. En lo posible debe tratarse de agua tibia con jabón. Esto ablandara las uñas y serán más fáciles de cortar.

Pasado estos minutos, una un exfoliante y desinfectante para limpiar bien las uñas antes de pasar al cortado.
Si las cutículas necesitan ser removidas, aplica el liquido removedor y despegalas usando un palito de naranja, luego retiralas.

Ahora si se puede cortar las uñas. Es necesario que las uñas queden a un largo aproximado de 3 milímetros para que proteja el dedo.
Las uñas deben ser cortadas de forma recta. No tienen que quedar esquinas o irregularidades. Para eliminarlas se pueden usar una lima.

¿Cómo cortar las uñas de los pies?

Las uñas de los pies requieren de más cuidado que las uñas de las manos. En este caso es muy importante que la uña no se corte al ras del dedo y que tampoco queden bordes irregulares porque esto puede causar lesiones, lastimaduras, infecciones y hongos.

Antes de cortar las uñas también es necesario poner los pies en remojo en agua tibia y jabón, mucho mejor si es jabón desinfectante, por 15 minutos.
Luego hay que tratar las cutículas de la misma manera que lo hicimos en las manos, con un removedor de cutículas y un palito de naranjo.

Las uñas de los pies deben cortarse de forma cuadrada. Las esquinas no tienen que quedar más cortas porque esto hace que sea más fácil que se encarnen o se formen uñeros. Para evitar esto se recomienda usar un corta uña recto o una tijera pequeña. Al finalizar hay que limar para dejar los bordes de la uña recto y liso.