Saltar al contenido

¿Cómo controlar el mal carácter?

¿Eres de los que se dejan dominar por el mal carácter ante cualquier situación? Esto es preocupante, pues aunque parezca difícil de creer, cada vez son menos las personas que van a tolerar tu comportamiento y tu círculo social quedará reducido al mínimo; para que esto no suceda, debes pensar antes de abrir tu boca, calmarte antes de expresar lo que te enfada o realizar algo de ejercicio para liberar estrés.

Tips para combatir el mal carácter

Si tu mal carácter ha traído graves consecuencias en tu entorno, es momento de que reconozcas tus fallas y tomes cartas en el asunto para que puedas combatirlo con las mejores herramientas.

No hables en presencia del mal carácter

Lo primero que debes entender es que reconocer el momento en que tu mal carácter hace acto de presencia te será de gran beneficio.

Evita expresar tus ideas en estos momentos, no lo veas como que estás dando tu brazo a torcer, todo lo contrario, no le darás chance a que tu mal carácter se exprese por ti.

Cómo controlar el mal carácter
Lo mejor es no expresar tus ideas cuando estás de mal humor

Cuando hablamos bajo un momento de mal humor, puede que no encontremos las palabras adecuadas para expresar lo que sentimos, muchas veces ni siquiera pensamos antes de hablar y las palabras salen de nuestra boca como bólido.

Es aquí donde después viene el arrepentimiento por cosas que no debiste decir.

Lo mejor será que te alejes de la situación y tomes unos minutos, respira profundo y reorganiza las ideas.

Cálmate y exprésate

Aléjate un poco de la situación que está alterando tu carácter y cálmate.

Te servirá mucho pensar en otras cosas, si tienes tiempo realiza otra actividad como escuchar música o cocinar, esto ocupará tu mente y alineará tus ideas.

Más Información: ¿El mal humor se contagia?

Cuando recuperes la calma, expresa tus ideas sin intenciones de enfrentamiento y comenta lo que te causa angustia y preocupación.

Realiza actividad física

Se ha comprobado científicamente que el ejercicio permite soltar el estrés y liberar endorfina, mejor conocida como la hormona de la felicidad.

Si te encuentras en una situación donde sabes que tu mal carácter puede ganar terreno, lo mejor será que ganes la batalla realizando alguna actividad física, como caminar, trotar o montar bicicleta.

Cómo controlar el mal carácter
La actividad física te permite liberar estrés

Otra de las alternativas es practicar alguna actividad de relajación, como por ejemplo escuchar música, escribir, leer, tocar algún instrumento musical o realizar yoga.

Fíjate en tu estilo de vida

Aquellas personas que viven bajo un estilo de vida estresante con una mala alimentación y poco descanso, suelen tener muy mal carácter y dejarse dominar por él.

Presta atención a tu vida, duerme y descansa las horas adecuadas, no te saltes las comidas, establece un tiempo para salir de la rutina con familia y amigos.

Enfócate en las cosas que puedes controlar

Muchas veces nuestro mal carácter se desata cuando perdemos el control.

Así que debes ser capaz de reconocer que no siempre tendremos el control de las cosas, se trata de saber escoger tus batallas y dejar aun lado aquellas situaciones que causan tu mal humor y que por más que quieras no tienen remedio alguno.

Más Información: ¿Comer helado mejora el humor?

Concéntrate en aquello que si puedes cambiar o remediar.

Deja a un lado el resentimiento

Nuestro mal carácter suele salir a la luz en presencia de otras personas con las que no se han tenido buenas experiencias.

En estos casos, lo más recomendable para no convivir con el mal carácter es perdonar, suena difícil, pero es lo único que te garantiza sentimientos saludables.

Por último, no temas en buscar la ayuda profesional si crees que el mal carácter ha tomado el control de tu vida.