Saltar al contenido

¿Cómo conservar las cebollas en buen estado?

Es muy importante saber como conservar las cebollas correctamente para evitar que estas se pongan mala, germinen y se reblandezcan. Las cebollas pueden conservarse en la nevera y fuera, protegiéndolas siempre de la humedad, para que duren en buen estado por más días.

¿Se pueden conservar las cebollas fuera de la nevera?

Lo más recomendable es conservar las cebollas a temperatura ambiente, es decir fuera de la nevera. Para que se mantengan en buen estado deben estar en un lugar seco, fresco, oscuro y ventilado.

Busca un sitio de la casa en donde las cebollas puedan ventilarse. Es importante que siempre estén lejos de la humedad.
Aunque a este lugar no le debe dar la luz del sol y debe estar alejados de fuentes de calor, también debe evitarse que sea un lugar muy frio. La temperatura ideal para conservar las cebollas es de 4ºC a 10ºC.

Para que las cebollas puedan ventilarse correctamente hay que guardarlas en la bolsa de red, la misma en la que las guardan y venden en los mercados. Nunca hay que usar bolsas de plástico para guardar la cebolla ya que las hacen transpirar y las echan a perder rápidamente.

Otra opción es guardar las cebollas en medias de nailon o multifilamento. Solo hay que colocar las cebollas en el interior de la media y atar un nudo entre cada cebolla, así estas absorberán la humedad.

También se puede guardar las cebollas en bolsas de papel. Se recomienda hacerle unos pequeños orificios en la bolsa para que puedan ventilarse.

¿Cómo conservar las cebollas en la nevera?

Aunque no es muy aconsejable conservar las cebollas en el refrigerador, si se le lo hace hay que proteger a las cebollas para que la humedad y el frio no las pongan malas.

Hay que envolver las cebollas con un papel absorbente, como puede ser servilletas de papel.

Lo mejor es guardar las cebollas en un espacio alejado del resto de las comidas, mucho más de otras verduras como las patatas. Este debe ser un lugar amplio para que las cebollas no estén amontonadas y se pongan en contacto entre si.

¿Cómo congelar las cebollas?

Las cebollas también pueden ser congeladas para mantenerlas en buen estado por más tiempo.

Para poder congelar las cebollas hay que pelarlas y picarlas. Acomoda las cebollas picadas en una bandeja de plástico Solo tiene que cubrir una capa, es decir no hay que amontonar las cebollas. Usa papel film para envolver la fuente.

Coloca la bandeja con cebollas en el congelador y así permanecerá en buen estado por varios meses.