Saltar al contenido

¿Cómo conservar la leche materna?

La leche materna puede ser conservada en la nevera o congelador, siempre que sea almacenada en un recipiente con tapa apto para alimentos.

¿Qué recipiente usar para almacenar leche materna?

Para poder almacenar la leche y conservarla en buen estado es recomendable utilizar un recipiente apto para alimentos ya que estos están fabricados en un material que no contamina ni altera las propiedades, sabor, ni olor.

El recipiente debe tener tapa. Después de guardar la leche es necesario etiquetar el recipiente con la fecha en la que fue extraída para saber hasta cuando puede usarse.

¿Cómo conservar la leche materna y por cuanto tiempo?

Si se quiere congelar la leche materna, hay que hacerlo lo antes posible después de haberla extraído En caso de no ser posible, hay que tener en cuenta que puede permanecer hasta 4 horas en temperatura ambiente.

Se lo debe guardar en un recipiente apto para alimento, con tapa y etiqueta que indique la fecha.

La leche materna puede guardarse en la heladera por 4 días. En cambio, si la leche es congelada en el freezer, se puede conservar hasta por 6 meses.

¿Cómo descongelar la leche materna?

La forma adecuada de descongelar la leche materna es retirándola del freezer/congelador y pasándola a la nevera.
También se puede colocar el recipiente con leche materna congelada bajo el chorro de agua, puede ser agua caliente o agua a temperatura ambiente. Otra manera rápida de descongelar la leche es a baño Maria, pero nunca se debe colocar la leche directamente sobre la llama de fuego.
Tampoco nunca se debe descongelar la leche en el microondas. No solo calentaría la leche siendo peligroso para el bebe, sino que ademas altera las propiedades nutritivas de este alimento.

Una vez que la leche materna se descongela se la puede mantener en la nevera por 24 horas o a temperatura ambiente por 2 horas.
Si pasa este tiempo, la leche ya no podrá ser consumida. Algo importante a tener en cuenta: la leche descongelada no puede congelarse nuevamente.

Al descongelar la leche materna es normal notar que tiene separada la capa de la grasa o nata. Al cargar el biberón del bebe hay que agitarlo suavemente para que los componentes de la leche vuelvan a mezclarse.