Saltar al contenido

¿Cómo conservar el vestido de novia?

Para conservar el vestido de novia y que se mantenga en excelentes condiciones es necesario llevarlo a la tintorería, envolverlo en papel de seda y guardarlo en una caja de cartón resistente.

¿Por qué es importante guardar correctamente el vestido de novia?

La boda es un momento muy importante en la vida. Se organiza hasta el mínimo detalle para que todo salga perfecto y se pueda disfrutar al máximo. Para que esto no sea solo un “momento” se necesitan guardar todos los recuerdos posibles y entre estos no puede faltar el vestido de novia.

Hay mujeres que, por diferentes motivos, necesitan vender su vestido de novia después de la boda. Esta es otra razón por la cual es importante conservarlo correctamente para que se mantenga en buen estado y no pierda su valor económico.

En el caso de las mujeres que quieren guardar su vestido de novia para el día que su hija o nieta se case, también deben aprender como almacenarlo correctamente para evitar que el pasar de los años lo afecte negativamente.

Relacionado: ¿Las mujeres siempre usaron vestidos de novia de color blanco?

Si el vestido de novia no se guarda de forma correcta, el tiempo, la humedad y las polillas le dejaran su marca.

¿Cómo guardar el vestido de novia después de la boda?

Después de utilizarlo en la boda, es normal que el vestido tenga manchas y arrugas. Nunca debe guardarse en ese estado, por supuesto no puede ser lavado en una lavadora, así que debe ser llevado a la tintorería.
Depende de la tela del vestido, si no lo puedes llevar a la tintorería, los puedes lavar en la bañadera sin arrugarlo ni fregarlo.
El vestido de novia tampoco debe ser planchado en casa. Esta es la razón por la que muchas veces se pone amarillento.

Para guardar el vestido de novia se lo debe envolver con papel de seda. Este tipo de papel es perfecto para evitar que la humedad afecte a la tela ya que lo absorbe. De esta manera, el vestido no se pondrá amarillo con el paso del tiempo.

En el mercado también se pueden conseguir fundas de tela. Nunca se debe optar por las fundas de plástico ya que este material puede manchar el vestido al transpirar.

Más Información: ¿Cómo elegir a los padrinos de boda?

El vestido de novia debe guardarse doblado en una caja de cartón resistente. Colgar el vestido no es una buena opción ya que se puede deformar.
En el interior de la caja también es recomendable colocar algunas bolitas de naftalina para evitar que las polillas le causen daño.