Saltar al contenido

¿Cómo conservar el chocolate?

Para conservar el chocolate en buen estado hay que guardarlo en un sitio fresco, seco y lejos de olores fuertes. Ademas, es importante evitar que el chocolate sufra cambios bruscos de temperatura. No hay que conservarlo en la nevera, a menos que se lo proteja con papel o su envoltorio original. Lo mejor es conservarlo fuera de la nevera, envuelto en papel aluminio.

¿Por qué el chocolate no debe conservarse en la nevera?

Aunque es muy común guardar el chocolate en la nevera porque creemos que el ambiente frio evitara que se derrita, esto es un error.
Al colocar el chocolate en la nevera, este se enfrenta a un cambio de temperatura muy brusco, a causa de esto la grasa se asoma a la superficie y comienza a absorber olores de otros alimentos.
Ademas, el frio y la humedad que hay en la nevera, hacen que en el chocolate aparezcan manchas blancas y su textura se ponga más áspera.

Si se quiere guardar el chocolate en la nevera, entonces antes es necesario protegerlo. Lo más recomendable es envolver el chocolate con una servilleta de papel y una bolsa de plástico con cierre hermético. Esto absorberá la humedad y evitara que se ponga en contacto con malos olores.

Otra opción es guardar el chocolate en su envase original. En este caso el chocolate estará protegido de la humedad y el olor por lo que puede durar varios meses.

¿A qué temperatura se debe conservar el chocolate?

La temperatura adecuada para conservar el chocolate en buen estado se encuentra entre los 13ºC y 18ºC.

Si se guarda el chocolate en la nevera, la temperatura es todavía mucho más baja y esto causa que el chocolate se endurezca y tenga manchas blancas.

No quiere decir que ya no sean aptos para el consumo, pero si han perdido sus propiedades y su sabor se ha alterado.

¿Cómo conservar chocolate en verano?

Para el verano se recomienda conservar el chocolate envuelto en papel aluminio y guardado en un recipiente de metal.

Este recipiente, con el chocolate en el interior, debe ser guardado en un sitio fresco y seco ya que, de lo contrario, las temperaturas altas del verano derretirán el chocolate en solo horas.