Saltar al contenido

¿Cómo conocerse a sí mismo?

En medio del trajinar diario, es necesario tomar una pausa para reflexionar sobre ¿quiénes somos? y ¿qué sentido tiene la vida para nosotros? El autoconocimiento consiste en profundizar en quién crees que eres y descubrir la influencia de ello, en lo que haces, lo que sientes y en cómo te relacionas con los demás. Resultando un aspecto clave para nuestro bienestar, pues nos ayuda a poner los pies en el suelo y saber hacia dónde dirigirnos.

Pasos para conocerse así mismo

Los expertos recomiendan los siguientes pasos:

Reflexiona

Reflexiona sobre tu personalidad, entiende lo que te hace reaccionar de cierta manera en las diversas  situaciones que van surgiendo en tu vida.

Para esto,  podrás preguntarte a ti mismo “¿por qué hice eso? ¿cuáles son tus virtudes y defectos?, ¿Cuáles cosas disfrutas hacer y cuáles no?, ¿Qué es eso que sabes hacer diferente de las demás personas?” y  responde sinceramente a cada una de esas interrogantes.

Reconoce tus valores

Conoce tus valores qué son los principios y códigos de la moral que tienes dentro de ti.

Cómo conocerse a sí mismo
Evalúa cuáles son tus valores propios que influyen en tu vida diaria

Haz una lista donde enumeres ocho valores tuyos, se dice que los primeros ocho juegan los grandes papeles en la toma de decisiones, tienen el poder de influir, persuadir, resolver conflictos y rigen tu vida cotidiana.

Conoce tu cuerpo

Mantén la consciencia con respecto a tu cuerpo, debes saber ¿Hasta qué punto conoces tu cuerpo, tu respiración, tus habilidades, tus límites del equilibrio y la flexibilidad?

Más Información: ¿Cómo desarrollar la asertividad?

Tómate el tiempo que necesites para considerar tu cuerpo como lo más bello del planeta y algo de lo que estas realmente orgulloso.

Dale importancia a tus sueños

Dale a tus sueños la importancia que ameritan, ya que eso te permitirá crear la ruta hacia un futuro lleno de satisfacciones.

Conoce tus sueños  y descubre uno a uno los detalles que los forman hasta que lo sepas todo sobre ellos. Haz de tus sueños parte de tus actividades diarias. Trabaja en ellos y dale el lugar que les corresponde sin avergonzarte de los mismos.

Conoce tus gustos y disgustos

Identifica tus gustos y disgustos, ya que ambos son igualmente importantes para generar confianza en lo que eres y en lo que puedes defender.

Lo fundamental es, sin duda alguna, poder permanecer fiel a tus propias convicciones.

Evalúa tus acciones

Conoce y evalúa tus acciones a través de las tareas de cada día, ¿hacia dónde te dirigen tus acciones? ¿Te resultan satisfactorias? ¿Caminas hacia lo que quieres y lo disfrutas?

Cómo conocerse a sí mismo
Identifica tus acciones diarias y evalúa hacia donde te dirigen

O por el contrario, ¿cada paso que das te aleja de lo que quieres porque tienes miedo a lo que pudiera ocurrir?

Evalúa tu potencial

Analiza tu potencial desde tus capacidades e identifica ¿Qué crees que puedes hacer y qué no? ¿Qué motivos tienes para creer que «no puedes»?

¿Con quién o con qué experiencias te estás comparando? ¿Qué tendrías que desarrollar en ti para hacer posible mañana lo que crees que no puedes conseguir hoy?

Identifica tu visión de vida

Conoce tu visión de vida determinada por lo que haces, sientes y crees, ¿hacia dónde te está llevando? ¿A qué crees que se debe?

En muchas ocasiones, nuestra visión ideal de vida, según quienes somos y los talentos que tenemos y lo que nos satisface, está lejos de parecerse a lo que estamos haciendo ahora y el lugar a donde nos dirigimos.

Más Información: ¿Como desarrollar el habito en la lectura?

Necesitas preguntarte: ¿Qué es lo que te está frenando para vivir como realmente quieres?

Oriéntate hacia lo que eres identificando las barreras que existen y que están impidiendo que puedas verte a ti mismo, junto a tus grandes y extraordinarias oportunidades.

Lo bueno es saber que esas barreras puedes hacerlas desaparecer en la medida que aprendas a conocerte y  descubras lo que eres capaz de alcanzar dejando a un lado las viejas limitaciones.