Saltar al contenido

¿Cómo congelar el pan?

El pan puede congelarse en bolsas de plástico, bolsas de papel o envuelto en papel aluminio, y puede descongelarse a temperatura ambiente, en la tostadora, en el horno o en el microondas.

¿Cómo se debe congelar el pan?

Es recomendable cortar el pan en rebanadas para congelarlo. Esto es muy útil ya que luego solo se descongelara lo que se va a consumir, así el resto del pan se puede conservar por más tiempo. Ademas, las rebanadas de pan se descongelaran más rápido que un pan completo.

El pan puede guardarse en bolsas con cierre hermético o bolsas de papel. Estas son muy buenas para evitar que el pan absorba los olores de otros alimentos que hay en el congelador. Otra opción son las bolsas de plástico, solo que debes sella bien su boca para que no queden abiertas.

El papel aluminio también es perfecto para aislar el pan en el congelador. Ademas, se puede envolver en papel aluminio y luego en bolsas de plástico o papel.

También puedes envolver el pan en papel de cocina y después en papel aluminio. Es perfecto si vas a cocinar una sola pieza de pequeño tamaño. Tienes que sellar muy bien el papel aluminio para que no entre la humedad. Aún así lo puedes meter después en plástico para aislarlo aún más.

¿Cómo descongelar el pan?

El pan se puede descongelar a temperatura ambiente. Se recomienda sacar el pan de la bolsa y cubrirlo con un paño para que no este expuesta y no se oxide.

Si se quiere descongelar el pan más rápido se lo puede colocar en la tostadora o el horno. Si el pan ya esta cortado en rebanadas se lo puede tostar directamente y en pocos minutos estará listo para ser consumido.

Si tienes microondas también puedes descongelar el pan en este electrodoméstico. Hay que envolver el pan en una servilleta de papel o en un paño limpio, en un plato apto para el microondas y llevarlo al interior del electrodoméstico configurándolo en la opción “descongelar” o en la potencia más baja.

¿Se puede congelar el pan más de una vez?

No, cuando el pan se descongela ya no debe ser congelado otra vez. Si el pan se congela varias veces comenzara a perder sus propiedades y su consistencia, ademas su sabor también sera alterado.