Saltar al contenido

¿Cómo calmar la tos con remedios caseros?

Para calmar la tos se pueden poner en practica algunos remedios caseros como colocar una olla con agua hervida en la habitación, media cebolla sobre la mesa de noche, beber caldo de pollo o infusiones endulzadas con miel.

¿Cómo calmar la tos?

Para aliviar la tos se recomienda beber infusiones tibias, mucho mejor si estas tienen propiedades beneficiosas para el sistema respiratorio, pero aun un te negro calma las molestias y suaviza la garganta.

También se recomienda consumir caramelos duros. Este tipo de pastillas ayudan mucho a reducir el cosquilleo en la garganta que es lo que produce la tos.

Se debe evitar fumar, como también estar en ambientes en donde haya humo de tabaco ya que esto afecta las vías respiratorias.

Lo mejor es realizarse baños de vapor, aplicar ungüento de eucalipto en el pecho y espalda, y descansar para combatir los síntomas.

¿Qué se puede hacer para calmar la tos durante la noche?

Durante la noche parece que la tos empeora y esto puede afectar el descanso ya que es muy difícil conciliar el sueño con el picor de garganta, la molestias y la tos.

Para evitar que la tos empeore en la noche se recomienda mantener durante el día un ambiente húmedo, sin calefacción que lo reseque. Lo mejor es contar con un humidificador, preferentemente en el dormitorio y encendido durante la noche. Otra opción es colocar una olla con agua caliente destapada en la habitación, de modo que emane vapor y humidifique el lugar.

Se deben utilizar dos o más almohadas para elevar un poco el cuerpo ya que el dormir estirado hace que la tos sea peor.

Al lado de la almohada o sobre la mesa de noche es recomendable colocar una mitad de cebolla, esto ayuda mucho a respirar mejor.

¿Qué remedios caseros calman la tos?

Existen muchos remedios caseros con los que puede calmar la tos, entre los más recomendados se encuentran:

  • Beber infusiones endulzadas con miel
  • Darse duchas de agua caliente
  • Comer chocolate
  • Tomar sopa de pollo