Saltar al contenido

¿Cómo blanquear plastico amarillento?

Es normal que con el paso del tiempo el plástico de color blanco se vuelva amarillento. El cambio de tonalidad no es consecuencia del descuido ni la suciedad. Una vez que el plástico se torna amarillo no se lo puede blanquear con una limpieza sencilla, hay que utilizar una mezcla de lejía y bicarbonato de sodio o agua oxigenada.

¿Por qué los plásticos blancos se ponen amarillentos?

El plástico es un material sintético que se encuentra compuesto por ingredientes derivados del petroleo y otros químicos que se agregan para reducir el rango de inflamabilidad con el fin de evitar riesgos.

Estas sustancias retardantes se mezclan con los polímeros del plástico y dan lugar a un proceso químico que reacciona con la luz natural, el calor y el aire, provocando ese tono amarillento.

¿Cómo blanquear plástico con lejía y bicarbonato de sodio?

La forma más fácil de blanquear el plástico amarillento es utilizar una mezcla de bicarbonato de sodio y lejía.

Se debe añadir ½ taza de lejía y ¼ taza de bicarbonato de sodio en un 1 litro de agua fría. Si la pieza de plástico se puede sumergir en la mezcla, hazlo.
En caso que no se pueda sumergir, limpia la pieza de plástico amarillento con una esponja humedecida con la mezcla. Deja actuar por 10 minutos y luego retira enjuagando con una esponja o paño limpio.

¿Cómo blanquear plástico con agua oxigenada?

Otra gran opción para blanquear el plástico amarillento es aplicar agua oxigenada.

Al igual que con el método anterior se debe sumergir la pieza plástica en agua oxigenada o humedecer utilizando una esponja.
Lo ideal seria que le de la luz del sol ya que esto hace que la limpieza sea más efectiva. En caso que no sea posible, se debe acercar una lampara que de luz y calor.
Después de 6 horas, el agua oxigenada se evaporara y el plástico se habrá blanqueado, luego hay que limpiarlo para quitarle los restos de agua oxigenada.