Saltar al contenido

¿Cómo ahorrar agua en el jardín?

Más del 25% del consumo de agua diario en una casa se debe al riego y limpieza en el jardín Con algunos simples cuidados este consumo de agua podría reducirse de forma significativa.

¿Qué medidas tomar para ahorrar agua en el jardín?

Riego de plantas

Un detalle importante a tener en cuenta es el momento del día en el que se lleva a cabo el riego. Se recomienda regar las plantas durante las primeras horas de la mañana o por la noche cuando el sol se esconde. Esto evitara que se evapore el agua con rapidez.

Ademas, también se debe evitar el uso de mangueras, a menos que se necesite limpiar una zona de jardín. Para eso se recomienda no mantener el grifo abierto todo el tiempo y ayudarse con una escoba.
Para el riego se debe utilizar regaderas. No es necesario comprar una, con creatividad se puede hacer un sistema de riego por goteo con botellas o recipientes viejos.

Plantas y césped

Para ahorrar agua en el jardín también es necesario escoger adecuadamente las plantas. Se recomienda optar por plantas autóctonas ya que estas se adaptan perfectamente al clima y suelo, por lo que el agua de las lluvias es suficiente para ellas.

Relacionado: ¿Cómo ahorrar agua en la piscina?

Ademas para aprovechar mejor el agua se debe dividir el jardín por zonas, agrupando las plantas que necesitan más agua y las que necesitan menos.
Las plantas que más agua necesitan deben ir ubicadas en el borde de la superficie cubierta con césped. Es importante saber que el césped consume mucha agua así que se debe limitar la zona del jardín cubierta de verde.

No olvidar arrancar las malas hierbas que se aprovechan del agua del riego.

Factores del clima

Otra cuestión a tener en cuenta para ahorrar agua en el jardín es el clima. Por supuesto nosotros no podemos controlar el clima, pero si podemos cubrir las plantas de sus efectos negativos o aprovecharlo para ahorrar agua.

El agua de lluvia es muy útil para regar plantas. Se recomienda colocar varios recipientes para recoger agua de lluvia y emplearla en el regado o la limpieza del jardín.

Más Información: ¿Cómo ahorrar agua en el lavado del coche?

Ademas, también se debe proteger a las plantas del sol ya que las altas temperaturas hacen que necesiten de más agua y el agua del regado no se aprovecha completamente por la evaporación que produce el calor.
Simplemente se deben crear espacios de sombra, pueden instalarse una pergola o simplemente colocar toldos temporales con telas.