Saltar al contenido

¿Cómo agrandar zapatos?

Si no se cuenta con una horma de zapatero y se necesita agrandar zapatos, entonces hay que recurrir a algún truco casero como colocar el calzado en el congelador, ponerle rollitos de medias, poner patatas en su interior, o agrandarlo con bollos de papel de diario.

¿Cómo estirar zapatos de cuero?

La forma más fácil de agrandar y estirar zapatos de cuero es utilizando una horma de zapatos. Esta es una herramienta de zapateros, esta fabricada en madera e imita la forma de los pies. Tiene unos tornillos que permiten agrandar o achicar la medida del pie. Por lo tanto, al colocar el zapato en la horma podemos ensancharlo, estirarlo y ajustar su tamaño.

Este no es un método rápido ya que el cuero se estira de forma natural por la presión del tamaño de la horma, así que lleva unos días.

Si se quiere acelerar el proceso de agrandado de zapato de cuero se puede utilizar un spray especial para estirar cuero que lo reblandece y por lo tanto facilita el trabajo.

Trucos caseros para agrandar zapatos

Colocar los zapatos en el congelador: Usaremos una bolsa con cierre hermético que contengan agua. Es muy importante que tengan este tipo de cierre para que el agua no se derrame ya que se colocaran en el interior del zapato. Otra opción es utilizar bolsas de gel ya que son más seguras para evitar que el zapato se moje, pero son más costosas.
Coloca el zapato con la bolsa en el interior en el congelador. Dejalo reposar por 8 horas como mínimo. En este tiempo el agua se congelara, así que se expandirá y estirara el cuero del zapato.
Pasada las 8 horas, retira el calzado del congelador y quita la bolsa congelada del interior, es muy importante hacerlo rápido antes que el hielo se descongele y moje el cuero.

Medias: Este truco es muy sencillo, solo hay que en rollar medias y usarlas para rellenar el interior del calzado haciendo fuerza hacia los lados o en la punta para que se agrande. También hay que dejarlo reposar por 8 horas para que haga efecto.

Papel periódico: Otra opción es usar bollos de papel de diario para agrandar las zapatillas. Se recomienda humedecer ligeramente los bollos de papel y colocarlos en el interior del zapato hasta que se seque. También, si es posible, habría que colocarlas en el congelador para que sea más eficiente.

Patatas: Las patatas también pueden colocarse en el interior del zapato para agrandarlo. Estas patatas después ya no pueden ser comestibles ya que esta es una verdura que absorbe olores.