Saltar al contenido

¿Cómo afilar una tijera?

Para sacar filo a una tijera en casa se puede usar papel aluminio, papel lija, vaso o botella de vidrio, un alfiler o una aguja.

¿Cómo sacar filo a una tijera en casa?

Con el uso, el paso del tiempo y las caídas, las tijeras van perdiendo su filo poco a poco. Afortunadamente en casa podemos aplicar muchos métodos para afilar tijeras, son muy sencillos y sobre todo muy económicos.

Papel aluminio: Si tienes un papel aluminio en tu casa puedes utilizarlo para recuperar el filo de una tijera. Solo tienes que doblarlo al medio y comenzar a hacer cortes. Continua doblando en más partes y haciendo más cortes. A medida que vayas cortando, entonces la tijera se ira afilando y se notara en la facilidad con la que corta.

Vaso de vidrio: Este es un objeto que cualquier persona tiene en su casa, hasta se puede utilizar una botella de vidrio. El método es muy sencillo, consiste en pasar el filo de la tijera por el borde del vaso o la boca de la botella. También se puede hacer fricción con la tijera sobre el borde del vaso o botella como si se fuera a querer cortar el vidrio, algo que por supuesto no va a ser posible, pero si va a conseguir afilarlo.

Lija: Si se cuenta con un papel lija, preferentemente una lija gruesa, entonces se puede ir pasando por cada lado del filo de la tijera. También de la misma forma en la que se dobla y corta el papel aluminio, se puede hacer con la lija para conseguir afilar la tijera.

Alfiler: Se puede usar un alfiler o una aguja, cualquiera de las dos es útil. Solo se debe hacer colocar el alfiler o aguja entre el filo de la tijera y realizar movimientos como si se fuera a cortar, lo que no va a ser posible. Los movimientos tienen que ser rápido para que la tijera se afile, pero deben hacerse con cuidado de no cortarse.

¿Cómo limpiar el filo de una tijera?

Si se necesita limpiar el filo de una tijera para quitar restos de los elementos que han sido cortado o desinfectar, se pueden emplear dos limpiadores naturales como es el vinagre y el limón.

Solo hay que pasar por el filo de la tijera un paño o papel húmedo en una mezcla de vinagre blanco. Se debe quitar toda la suciedad y luego enjuagar con abundante agua. Al final es recomendable secar la tijera para evitar que el metal se oxide, se debe usar un paño de algodón limpio y seco.

Otra opción es cortar un limón en rodajas y frotarlas por el filo de la tijera. Se puede usar también un cepillo pequeño, como puede ser un cepillo de diente viejo, y luego enjuagar con abundante agua.