Saltar al contenido

¿Cómo afecta el asma a los niños?

El asma es una enfermedad que afecta a muchos niños. Produce la inflamación de las vías respiratorias, estrechándolas. Esto dificulta la respiración, causando también tos y opresión en el techo.

¿Cómo es el asma infantil?

El asma en niños es una enfermedad que presenta síntomas por periodos. Es decir, algunos periodos de tiempo no hay síntomas, mientras que en otros sufren de molestias por las vías respiratorias obstruidas por la inflamación.

Este trastorno se origina, por lo general, por una alergia. Esto provoca una producción de secreciones mayor y los músculos bronquiales se contraen.

Los síntomas del asma se agravan cuando los niños se exponen a factores ambientales que afectan su respiración. Por ejemplo, gases, viento frio y humo.
Así también, cuando su respiración se acelera por la risa, el llanto, la tos o practicar ejercicios físicos.

Relacionado: ¿La miel es buena para el asma?

Cuando los niños sufren una crisis asmática comienzan a tener dificultades graves para respirar. El síntoma principal es el silbido o pitido que realizan al respirar, especialmente al expulsar el aire.
Ademas, los pequeños también sufren una sensación de falta de aire o ahogo, respiran de forma entrecortada, y esto les produce mucho cansancio.

Más Información: ¿Cuál es la función del sistema respiratorio?

Después de este periodo de crisis, los niños pueden volver a respirar normalmente. Los bronquios vuelven a actuar de forma normal, aunque pueden permanecer inflamados, y esto permite la circulación del aire.

¿Qué consecuencias tiene el asma en los niños?

Los niños que sufren de asma tienen problemas en su respiración ya que sus vías aéreas se encuentran inflamadas. Estas, al estar afectadas, no permiten que el aire circule desde el exterior hasta los pulmones.

El asma infantil se considera mas grave que el asma en adultos porque los niños tienen vías respiratorias más pequeñas, por lo que se obstruyen mas fácilmente con una inflamación.