Saltar al contenido

¿Cómo adaptar los baños para personas mayores?

Adaptar un baño para personas mayores, ancianos y minusválidos es una propuesta que le permitirá mantener su independencia y autonomía, mejorar su autoestima y mantenerlos seguros evitando caídas y golpes, como también problemas de higiene.

¿Por qué es importante adaptar los baños para personas mayores?

Con el paso de la edad, muchas personas comienzan a tener problemas para llevar a cabo tareas cotidianas, como es la higiene y aseo diario.

Por lo general, los baños no están preparados para ser utilizados por ancianos con movilidad reducida y personas minusválidos. Su espacio es reducido, sus esquinas muy pequeñas, el lavabo esta muy alto, la ducha es resbaladiza y entre otras cosas. Estas características pueden generar problemas en las personas de tercera edad, restandole comodidad y seguridad.

¿Cómo adaptar los baños para personas mayores?
¿Cómo adaptar los baños para personas mayores?

Caídas

Una caída en el baño puede resultar muy peligrosa, mucho más para personas mayores.

Falta de higiene

Si el anciano no se siente cómodo y seguro en el baño puede comenzar a tener miedo de asearse a diario y la falta de higiene puede tener consecuencias en la salud.

Dependencia

Los mayores necesitaran de la ayuda de otra persona para poder asearse si el baño no esta adaptado para ellos.

¿Cómo hacer un baño para personas mayores?

¿Cómo hacer un baño para personas mayores?
¿Cómo hacer un baño para personas mayores?

Pisos antideslizantes para baños

Al reformar el baño para ancianos es muy importante utilizar cerámicas antideslizantes para el piso. Esto es algo fundamental ya que tratándose de un ambiente que siempre se mantiene húmedo, un suelo antideslizante es necesario para evitar resbalones y caídas.

Lavabos para minusválidos

El lavabo debe estar adaptado a una altura especial para los ancianos. En un baño para personas mayores es mejor optar por un lavabo suspendido, a una altura de entre 70 y 75 cm y una distancia de aproximadamente 80 cm de la pared. En esta ubicación, el lavabo podrá ser utilizado por una persona con silla de rueda.

La grifería también debe estar adaptada, seria ideal contar con un sistema con sensores, sino la mejor opción es la palanca.

Inodoros especiales para ancianos

El inodoro de un baño para ancianos debe estar a una altura de 50 cm, en lo posible debe estar suspendido en el aire.

Se recomienda instalar apoyos a los laterales del inodoro para que al sentarse y pararse puedan ayudarse con estos accesorios, muy necesario en personas que tienen problemas en las rodillas y caderas.

Duchas para adultos mayores

Por empezar, las bañeras no son aptas para baños para ancianos, siempre sera mejor reemplazarla por una ducha.

La ducha también debe tener algunas características especiales, principalmente suelo antideslizante, barra de sujeción y en lo posible también debe contar con un asiento.

Consejos para adaptar los baños para ancianos

  • El ancho de la puerta del baño debe ser de 80 cm como mínimo.
  • La puerta del baño, en lo posible, debe ser una puerta corredera.
  • El espacio libre en el interior del baño debe ser de aproximadamente 1,50 mts.
  • A los lados del inodoro se necesita dejar 80 cm libre.
  • Los muebles y sanitarios suspendidos son más cómodos y más fáciles de limpiar para los ancianos.
  • La grifería debe ser ergonómica y en lo posible contar con sensores y característica.
  • La iluminación es muy importante ya que permite una visión mejor y más clara.
  • Elimina todos los escalones que pueda haber en el baño, aun la ducha debe estar al ras del piso.
  • Evita las alfombras de baño porque pueden resbalarse. Si hay alfombras deben estar sujetas al suelo.