Saltar al contenido

¿Cómo acostumbrarse a las gafas progresivas?

Acostumbrarse a usar gafas nuevas siempre es difícil, mucho más si se trata de gafas progresivas, lentes con una combinación focal que permiten ver de cerca y lejos. Aprende cómo acostumbrarse a las gafas progresivas con consejos simples que te dejamos a continuación.

¿Cómo acostumbrarse a las gafas progresivas?

A pesar que este proceso lleve algo de tiempo y pueda ser complicado, es necesario. Quienes se acostumbran a estas gafas mejoran notablemente la calidad de su vista.

Cómo acostumbrarse a las gafas progresivas
Cómo acostumbrarse a las gafas progresivas

¿Cuánto tiempo se tarda en acostumbrarse a las gafas progresivas?

Los pacientes que necesitan usar gafas progresivas demoran aproximadamente 2 semanas en adaptarse a ellas.

Este periodo de adaptación se extiende más si las gafas no se utilizan durante todo el día, y mucho más todavía si se las utiliza solo día por medio.

Además, en este tiempo también influye la graduación y el tipo de progresivo de las gafas.

Síntomas que indican que todavía no te has acostumbrado a los lentes

Es muy importante estar atento a los síntomas que puedan indicar que las gafas progresivas todavía siguen dando molestias.

Mal enfoque

Si al usar las gafas todavía notas que no puedes enfocar nítidamente y tienes que mover la cabeza para ambos lados para conseguirlo.

Dificultad en escaleras

Subir y bajar escaleras puede ser difícil para quienes todavía no se han adaptado a las gafas porque no pueden ver claramente los escalones o sienten que se marean.

Laterales

Quienes todavía no se han acostumbrado a las gafas notan que en los laterales no tienen una visión tan nítida.

Consejos para acostumbrarse a los lentes progresivos

Consejos para acostumbrarse a los lentes progresivos
Consejos para acostumbrarse a los lentes progresivos

Observa objetos que estén cerca y lejos

Para entrenar la visión se recomienda ir cambiando el enfoque de un objeto cercano a uno lejano, repitiendo este ejercicio varias veces hasta conseguir una visión nítida.

Identifica las áreas de visión de la gafas

Para poder acostumbrarse a las gafas progresivas hay que conocerlas y saber identificar las diferentes áreas de visión ya que con la parte superior se puede ver de lejos y con la zona inferior de cerca.

Mueve tu cabeza para acompañar la visión

Para mirar hacia los lados al estar utilizando las gafas progresivas se recomienda mover la cabeza, es decir acompañar la vista con el movimiento de la cabeza.

Al usar progresivos, se hace más difícil mirar de reojo ya que estarías utilizando el área periférica de las lentes. Es mejor coordinar el movimiento de su cabeza con el de ojos.

Ejercita tu visión con las gafas

Puedes levantarte y sentarte de forma controlada mirando a un punto fijo. También centrarte en leer una palabra y al mismo tiempo hacer movimientos laterales con la cabeza. Estarás ayudando a tu cerebro a interpretar los nuevos campos de visión.

Lentes de contacto multifocales

Se recomienda alternar el uso de las gafas progresivas con lentes de contacto multifocales ya que estos ofrecen la posibilidad de descansar de los lentes por un momento.

Usa gafas progresivas personalizadas

Es importante que las gafas progresivas sean personalizadas, es decir a medida de las necesidades y el estilo de vida de cada persona.

Paciencia

Hay que ser paciente, el cerebro necesita acostumbrarse a la nueva información visual que recibe ahora con las gafas y adaptarse a ella.