Saltar al contenido

¿Cómo abordar conversaciones difíciles de manera exitosa?

En el arte de la comunicación existen conversaciones que pueden resultar incómodas de abordar y por lo tanto demandan por parte de los actores involucrados un gran esfuerzo intelectual y emocional para poder conseguir resultados satisfactorios. Para que la conversación se desarrolle de forma beneficiosa es necesario ser cuidadoso y preciso en el mensaje que se va a transmitir, enfocando la argumentación hacia la consecución del objetivo planteado, manteniendo una actitud donde predomine la empatía y la apertura hacia el consenso.

Claves para abordar conversaciones difíciles de manera exitosa

Los expertos recomiendan para obtener resultados  satisfactorios en conversaciones difíciles considerar las siguientes claves.

En la primera etapa de la conversación es conveniente y oportuno  escuchar con atención a tu interlocutor, para poder aprender todo lo necesario sobre él, mantén una actitud atenta  hacia lo que está hablando.

Observa  su lenguaje corporal, indaga qué es lo que realmente quiere y no dice, qué piensa sobre el tema en discusión y qué es lo que desea obtener con la conversación.

En la primera etapa de la conversación es conveniente y oportuno  escuchar con atención a tu interlocutor, para poder aprender todo lo necesario sobre él, mantén una actitud atenta  hacia lo que está hablando. Observa  su lenguaje corporal,  indaga qué es lo que realmente quiere y no dice, que piensa sobre el tema en discusión, qué es lo que desea obtener con la conversación. Escucha sin interrumpir, no te apresures a hablar, se paciente y  espera que la otra persona termine de hablar. Luego de escuchar con atención, reconoce las palabras de tu interlocutor, a través de lo que hablas  y de tu expresión corporal puedes demostrar que entiendes su punto de vista, que tienes presente todos los argumentos que te expuso. Igualmente es necesario reconocer aquellos puntos donde coinciden incluyendo hasta tu actitud predispuesta, si fuera el caso.
Es importante prestar atención al lenguaje corporal de la otra persona

Escucha sin interrumpir, no te apresures a hablar, se paciente y  espera que la otra persona termine de hablar.

Luego de escuchar con atención, reconoce las palabras de tu interlocutor, a través de lo que hablas  y de tu expresión corporal puedes demostrar que entiendes su punto de vista, que tienes presente todos los argumentos que te expuso.

Igualmente es necesario reconocer aquellos puntos donde coinciden incluyendo hasta tu actitud predispuesta, si fuera el caso.

En este último caso puedes exponerle a tu interlocutor las razones que te hacen actuar de forma predispuesta y luego retomar la conversación en torno al tema que les interesa y por el cual están reunidos.

Más Información: ¿Cómo desarrollar la prudencia?

Cuando sientas que tu interlocutor manifestó todos sus puntos de vista sobre el tema expresa tu posición y puntos de vista, en ese momento de la conversación  te va ayudar manifestar lo que consideras que has perdido con la existencia del conflicto en sí.

Expresa de manera clara la disposición  que tienes  en que la situación se resuelva de manera satisfactoria, esto último contribuye a enfocar  la  conversación en  el beneficio que conseguirán ambas partes con la resolución del conflicto.

Si observas que tu interlocutor aún presenta cierta resistencia sobre lo que le planteas, puede ser útil en esta etapa de la conversación utilizar herramientas para construir soluciones.

 Como por ejemplo la lluvia de ideas, donde puedas preguntarle a tu interlocutor qué planteamiento puede estar considerando para la solución del conflicto.

Procura tomar en consideración de lo que exprese algo que te guste y trata de construir conjuntamente desde ese planteamiento una solución satisfactoria para ambas partes.

También  puede suceder que habiendo agotado todos los pasos anteriores la conversación se torne incompatible. En este caso es necesario regresar al paso de escuchar con atención, pídele a tu interlocutor que exprese su punto de vista, esto le va a motivar a querer participar generándole seguridad.

Cómo abordar conversaciones difíciles de manera exitosa
Es necesario escuchar con atención al interlocutor

Recomendación. Mantén una actitud dispuesta a la construcción de soluciones y no dejes de practicar, si observas la existencia del agotamiento puedes plantear un tiempo prudencial para un descanso y luego sigue intentándolo.

Lo importante en la construcción de soluciones es mantener una actitud centrada y equilibrada en el motivo de la conversación.

A través de cual puedas propiciar el diálogo desde la empatía, de una  manera objetiva y respetuosa, teniendo presente que sólo se trata de puntos de vistas diferentes.

Más Información: ¿Qué es la asertividad?

Generando así la confianza necesaria en el interlocutor para llegar a la solución del conflicto.

Céntrate en tus fortalezas internas y conduce la conversación hacia el objetivo planteado.