¿Por qué celebran en México el Día de los Muertos?

Esta celebración es realizada por la cultura mexicana para honrar a sus antepasados cada 2 de noviembre y coincide con el festejo del Día de los Fieles Difuntos en la religión católica.

Dia de los muertos en mexico

Día de los Muertos una tradición mexicana

Esta peculiar costumbre representa la fe de los mexicanos al conmemorar el Día de los Muertos, la muerte es vista como un renacimiento a otro mundo. En lo que respecta al aspecto religioso de la celebración es avistada como el buen morir, a través oraciones, servicios, ofrendas y vigilia. Los españoles festejaban misas y comidas familiares para dejar ofrendas sobre los sepulcros. El México colonial y el prehispánico ganan prestigio hoy en día en el mundo por medio de este culto a los difuntos, con la llegada de  los españoles con sus propios credos al cristianizar a los aborígenes al catolicismo, se combinan el festival mesoamericano y el Día de Todos los Santos transformándolo en lo que hoy en día se conoce como el Día de los Muertos.

En términos generales el Día de los Difuntos nace en el período mesoamericano donde los pueblos creían que las almas de sus muertos viajaban a otro sitio luego de morir, creían que era muy difícil y largo, por lo que los difuntos eran enterrados con algunos elementos primordiales para realizar tan dificultoso viaje.

Celebracion del dia de los muertos en mexico
Celebración del día de los muertos en Mexico

Enfoque actual de esta tradición

Las creencias del México actual se concentran en inmortalizar a sus muertos a través de altares, ofrendas, regalos y algunas de esas creencias requieren de las 4 figuras fundamentales de la naturaleza: fuego, agua, tierra y viento.

Figuras de la naturaleza

  • El viento: es esencial el incienso y el copal afirmando que el humo esparcido por el viento marca el camino de cada difunto al otro mundo.
  • La tierra: pueden observarse frutos como tejocotes, naranjas, mandarinas, calabazas y caña de azúcar (frutos que alimentan a los difuntos) en representación del elemento tierra.
  • Fuego: generalmente colocan cuatro veladores o cirios que personifican el este, oeste, norte y sur para guiar a los difuntos en su viaje. Las velas encendidas es para que las almas no se olviden.
  • El agua: se coloca agua dentro de un recipiente o una jarra, según la creencia las almas de los difuntos aplacan la sed luego del extenso viaje que los lleva a su altar.

Otros elementos

Otros elementos que se acostumbran es dejar caer  pétalos de las flores de Cempasúchil en la entrada del hogar y rodeando la ofrenda que servirán de guía al alma. Las calaveras dulces elaboradas en distintos tamaños, fotos del difunto, artículos personales y herramientas de trabajo para que se sienta cómodo al volver a casa. Comida típica como frijol, tortillas, mole, guajolote, entre otros. A pesar de que en la actualidad muchas familias en México ya no festejan con grandiosos altares en sus casas, ha sido considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.