¿De donde proviene el Pombero?

El pombero es una de las especies de duendes de la mitología guaraní.

Este duende de la noche es muy popular y conocido en Paraguay y en algunas provincias como por ejemplo Misiones, Corrientes, Entre Ríos entre otras que creen en esta leyenda del duende que acecha por las noches a las familias que viven en la pobreza o en la selva o monte dependiendo del lugar.

¿Cual es el origen del Pombero?

El origen del pombero es exclusivamente de los indios guaraníes quienes vivían en la selva y estaban acostumbrados a tratar con esta especie de duendes de la noche que se les aparecía y los molestaba arrojando piedras o llevándose a los niños, existen miles de historias de este tipo relacionadas a este ser místico que sostienen su existencia y su maldad si no se le cumple con las promesas que se le hace.

Generalmente la gente de campo o los indios lo que hacían era brindarle alguna clase de sacrificios o entregarles cigarrillos y caña o alcohol en cualquier lugar donde pensaban que se aparecía este duende místico y de esa manera lograban desacerse de el.

¿Que nombres tiene el duende?

Al pombero también se lo conoce con otro tipos de nombres como por ejemplo pomberito, pyrague que significa en guaraní pies peludos, también lo llaman karai pyhare que es señor de la noche, otro de los nombres que le pusieron es karay jara que es el dueño del sol y el mito lo conoce como Mbya.

Los indios guaraníes creían que podría tratarse de un aborigen guaycuru con los cuales tenias diferentes conflictos.

La mitología dice que este duende puede ser amigo del hombre según se trate de la conducta del mismo. Por eso se dice que quien pretenda tenerlo como amigo deberá dejar caña y miel o tabaco para obtener su aprobación.

Por lo general la gente del monte o campo le pide favores relacionados al cultivo y al crecimiento de las plantas ademas de que cuide los animales pero no deben olvidarse de darle lo que quiere porque de forma contraria se vengara haciendo maldades.

No se debe hablar mal de este duende o silvar de noche porque esto lo hara enojar mucho.

Esta leyenda es una de las mas conocidas del norte argentino.