¿Cuántas cartas tiene la baraja española?

La baraja española tiene 48 cartas o naipes.

La baraja española

En términos históricos, para contextualizar el caso particular de la baraja española, en la antigüedad se tenía la costumbre de fabricar barajas en donde el mazo no traía los números 8 y 9 de cada palo, por lo tanto el mazo era de 40 cartas.

Así mismo, hay que resaltar al respecto que en la actualidad existen cierta clase de mazos en los que se incluyen dos cartas más, las cuales son denominadas como comodines. De esta manera, la baraja puede traer 40 cartas (como las antiguas), 48 cartas (como las tradicionales) o 50 cartas (incluyendo los comodines, para ciertos juegos).

Las familias o los palos en la baraja española

Ahora bien, como se trata de la baraja española, el mazo en este caso consiste en cuatro familias, las cuales también son llamadas como palos, las cuales son: oro, copa, espada y basto.

Conformación de los palos

En cuanto a cada palo, está formado por 12 cartas. Las tres últimas cartas de cada palo están representadas por figuras: la carta 10 corresponde a la “sota”, la 11 al “caballo” y la 12 al “rey”.

Los cuatro palos de la baraja española.
Los cuatro palos de la baraja española.

Características de las cartas

Todas las cartas poseen, en la parte superior e inferior del recuadro que rodea los dibujos, una señal para que el jugador pueda distinguir el palo de cada carta con comodidad y tan sólo con un golpe visual, por ejemplo: las copas tienen una interrupción, las espadas dos, los bastos tres y los oros ninguna. A esto se le conoce como la pinta.

La pinta

Como se acaba de mencionar, esa señal se le conoce como la pinta y facilita al jugador saber qué cartas tiene sin necesidad de extenderlas del todo, ya que con sólo separarlas un poco conoce a qué palo pertenecen.

Pintas de la baraja española.
Pintas de la baraja española.